Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

IN MEMORIAM

IN MEMÓRIAM: Katia Golubeva (1966-2011) / Raúl Ruiz (1941-2011)

Si bien ha pasado más de mes y medio de la muerte de estos importantísimos personajes del mundo cinematográfico, nunca es tarde para hablar brevemente sobre la vida y obra tanto de Yekaterina Golubeva como de Raúl Ruiz.

 

 Katia Golubeva

El 14 de agosto falleció la hermosa y gran actriz rusa Yekaterina Golubeva, quien se hiciera más conocida para el público cinéfilo de todo el mundo como Katia Golubeva. Esta actriz, quien murió cerca de cumplir los 45 años, tuvo una larga carrera que duró casi veintisiete años, en los cuales actuó en 21 películas -entre cortos y largometrajes-. Es decir, más de la mitad de su vida estuvo dedicada a la actuación fílmica. Su último trabajo, un cortometraje, lo hizo este año dirigido por la francesa Sandrine Dumas, de título La invención de los días felices, mientras que el penúltimo filme en el que actuó fue el largometraje American Widow, del director C.S. Leigh.

Katia Golubeva fue una actriz que trabajó con cineastas de diverso estilo y método, lo cual hizo que tuviera que adaptarse a las distintas exigencias, obsesiones y perfeccionismos de algunos de ellos. Actuó, entre los directores más importantes, para el extraordinario Sharunas Bartas en tres de sus más importantes filmes: Tres días (1992), Korridor (1995) y Pocos de nosotros (1996); asimismo, para Leos Carax en Pola X (1999). También fue dirigida por Claire Denis en dos películas: J’ai Pas Sommeil (1994) y El intruso (2004); igualmente, Bruno Dumont la dirigió en Twentynine Palms (2003).

Golubeva en varias de sus actuaciones podía pasar repentinamente de un estado calmo a uno alterado o crispado, sin que ello se viera forzado ni sobreactuado. El estilo de interpretación y de representación en el que parecía sentirse más cómoda era cuando entre diálogo y diálogo había largos silencios y eso hacía que tuviera que usar únicamente miradas o gestos leves que expresaran un sentimiento o un estado de ánimo. Por ello, en las películas en las que parecía sentirse más a gusto o que sintonizaban plenamente con su espíritu actoral fueron las de Sharunas Bartas (su exesposo) y las de Bruno Dumont. Sin duda alguna, Katia Golubeva fue una notable actriz que nosotros los cinerastas y los cinéfilos extrañaremos ver en los años por venir, y que creemos aún tenía mucho que entregar al arte de la actuación cinematográfica. ¡Descansa en Paz, bella y talentosísima Katia!

 

 Raúl Ruiz

El 19 de agosto dejó de existir el gran director chileno Raúl Ruiz (o Raoul como lo llamaban en Francia, debido a que radicaba en ese país desde hacía casi cuatro décadas). Del maestro Ruiz y de su extensa obra se han escrito muchos artículos, ensayos y monografías; por lo cual esta nota necrológica no busca repetir ni pretende abundar mucho en lo que ya se ha dicho sobre ambos (director y obra). Solo queremos anotar y dar unos pequeños apuntes, sensaciones e impresiones que la filmografía de este inmenso autor –únicamente vista de modo muy parcial, ya que es bastante difícil conseguir la mayoría de sus filmes no solamente en el mercado alternativo, sino en las descargas de películas por Internet- nos ha causado.

Desde que vimos su primera película: El tiempo recobrado -más que adaptación, versión muy personal de Le Temps Retrouvé, del gran escritor francés Marcel Proust– nos dimos cuenta rápidamente de que se trataba de un autor que por encima de todo quería imponer un sello muy propio, aun cuando se tratara de llevar al cine una novela tan evocativa y única como es la séptima de la heptalogía de En busca del tiempo perdido. Si bien no es una cinta que quiera ser fiel a la historia que cuenta la novela tanto en su narración como en su desarrollo, sí logra captar la esencia y el espíritu proustianos, que a fin de cuentas es lo que, en general, se pide cuando una novela o un cuento es llevada o llevado al cine, pues la mayoría de las veces se trata de transcripciones literales o meras ilustraciones de las imágenes literarias.

De otro lado, en cuanto a sus demás filmes, por lo menos en los que hemos visto, pueden hallarse singularidades, experimentaciones, originalidades, fantasmagorías. Ya desde su primer largometraje Tres tristes tigres (1968) se podía notar que era una cinta que se distinguía de la mayoría de las que se hacían a la sazón -en la década de 1960-. Esta cinta puede compararse, en cuanto a la novedad que causó, a Memorias del subdesarrollo (1968), de Tomás Gutiérrez Alea y a Lucía (1968), de Humberto Solás, aunque no ha sido valorada y reconocida como merece. A este trío de películas habría que sumarles tres obras capitales: Crónica de un niño solo (1965), El romance del Aniceto y la Francisca (1967) y El dependiente (1969), todas de Leonardo Favio. Por supuesto que no se puede dejar de mencionar que casi diez años antes había surgido en Brasil el Cinema Novo, que tuvo como puntales a Nelson Pereira Dos Santos y a Glauber Rocha. En resumen, lo que queremos decir es que fue desde fines de la década de 1950 y durante toda la década de 1960, cuando se produjo una verdadera renovación en el lenguaje cinematográfico latinoamericano; y Tres Tristes Tigres es sin duda ninguna un hito importante dentro de esa renovación. 

Solo con estas breves anotaciones de dos filmes ruicianos y con lo que expresamos en el primer párrafo, los lectores que aún no hayan visto ninguna película del maestro Raúl Ruiz tendrán una idea general de lo que es su mundo creativo y ojalá sientan la necesidad de acercarse a él. Esperamos que así sea. ¡Descanse en Paz, Maestro Ruiz!


In Memoriam: Claude Chabrol (24 de Junio de 1930- 12 de septiembre de 2010)

Lamentablemente la muerte vuelve a golpear al mundo cinematográfico, hace unas horas nos acabamos de enterar del fallecimiento del gran maestro francés Claude Chabrol, uno de los cinco representantes de la Nouvelle Vague. Este deceso se suma al del otro grande de dicho grupo cinematográfico, Éric Rohmer ocurrido en el mes de enero de este año. Claude Chabrol fue uno de los más notables e importantes cineastas del siglo XX, lo expresado se confirma con sólo mencionar unas cuantas películas suyas, a manera de ejemplo: Los Primos (1959), Les Bonnes Femmes (1961), Les Biches (1968), La Bestia debe Morir (1969), El Carnicero (1970), La Ruptura (1970), La Ceremonia (1995), La Dama de Honor (2004), entre otras. Estos ejemplos son suficientes para comprobar su enorme talento y creatividad al momento de filmar. Los directores cinerastas estamos muy apenados por esta malhadada e inesperasda noticia ¡Descanse en paz, Maestro Chabrol!

César Guerra Linares

José Sarmiento Hinojosa

DIRECTORES CINERASTAS


IN MEMORIAM: ÉRIC ROHMER (4/4/1920 – 11/1/2010)

 

 

Para nadie es grato dar noticias luctuosas, sin embargo, nuestra labor periodística e informativa no permite que nos eximamos de hacerlo; hace unas horas acaba de fallecer el gran director francés Éric Rohmer cuyo nombre verdadero fue Jean-Marie Maurice Scherer. El maestro Rohmer es uno de los directores que los cinerastas más admiramos y queremos por ser  el creador de obras cinematográficas tan entrañables, sensibles y profundas pese a su aparente sencillez. Éric Rohmer nos ha entregado piezas fílmicas tan magistrales como: Mi Noche con Maud, La Marquesa de O, La Mujer del Aviador, El Rayo Verde, Cuento de Invierno, Cuento de Verano El Amor Después del Mediodía, La Dama y El Duque,  entre otras.

Se ha ido el segundo de los cuatro principales representantes de la Nouvelle Vague, integrada por Claude Chabrol, François Truffaut (fallecido en 1984) y Jean-Luc Godard.  Rohmer siempre se interesó por las relaciones humanas y cómo éstas para bien o para mal influyen en el devenir de las personas; además, siempre se preocupó por la puesta en escena que privilegiaba los ambientes abiertos específicamente los campestres y costeros, que funcionaban a modo de cajas de resonancia de lo que vivían los personajes y sus sentimientos. Con la muerte de Éric Rohmer el Cine ha perdido una de las visiones más lúcidas y agudas acerca de la condición humana. ¡Descanse en paz, Maestro Rohmer!

  

 

César Guerra Linares

José Sarmiento Hinojosa

Directores Cinerastas    


In Memoriam Tito Jiménez Casafranca

Estimados lectores:

Como se habrán dado cuenta el blog no renueva sus ediciones desde hace poco más de un mes, pensamos hacerlo en dos semanas, pero ese no es el motivo de este post; la razón del mismo es publicar la información para nada grata y sobre todo luctuosa de la que nos acabamos de enterar hace unos minutos, vía una conocida red social, el fallecimiento hace dos semanas de Tito Jiménez Casafranca, quien fuera colaborador de nuestro blog durante un breve tiempo. El que escribe este post es César Guerra Linares – codirector del blog. Por ello lo que escriba a partir de ahora es a título personal, sin más preámbulo quiero expresar mi tristeza por la temprana y sorpresiva muerte de Tito a quien conocí el año 2007 cuando conversamos acerca de su colaboración como crítico de Cine en este blog. Sólo lo vi  cuatro veces en mi vida pero conversé con él en muchas oportunidades por teléfono acerca de sus artículos a publicar en aquellos meses, así como de Cine y de aspectos de la vida. Tito dejó de colaborar con También los Cinerastas Empezaron Pequeños en el mes de septiembre del 2008 por motivos laborales. La última vez que hablé con él fue a inicios del 2009 con el motivo de un asunto personal. Luego de ello perdimos el contacto como lamentablemente es común que  ocurra en estos tiempos de modernidad (durante casi todo el 2009 y lo que va de este año) por compromisos laborales de ambos al mismo tiempo que por los ajetreos de la vida.

Si bien no puedo considerarme hoy ni antes un amigo cercano suyo por el poco tiempo que tuve de conocerlo, sin embargo, en los más de dos años que lo conocí, percibí que era una persona muy buena, correcta y responsable en lo que a su trabajo se refería. Como dije líneas arriba me acabo de enterar de su deceso hace menos de una hora y aunque en apariencia es tarde para escribir este In Memoriam tengo el aval, si lo puedo llamar así, de no haber sabido de tan penosa noticia en su debido momento.

Tito si bien no fuimos amigos de toda una vida, apesar de que ya no estés aquí, quiero que sepas que te consideré, te considero y te consideraré en mis recuerdos un amigo como sé que tu también lo hacías. Les doy mis condolencias a sus padres, familiares, amigos y a Paco Pulido un amigo en común. ¡Descansa en paz Tito o elalephdeborges!

César Guerra Linares

Codirector y coeditor de También los Cinerastas Empezaron Pequeños


In Memoriam: Iván Zulueta (29-9-1943 – 30-12-2009)

 

El pasado miércoles 30 de diciembre dejó de existir el director español de origen vasco Iván Zulueta (Donotia-San Sebastián Guipúzcoa – 29 de septiembre de 1943) a causa de una grave afección respiratoria. En el blog por motivos del advenimiento del nuevo año y las celebraciones consiguientes no pudimos escribir una nota necrológica sobre tan sentida partida.  Hoy, aunque un poco tarde,  lo hacemos para rendir un breve tributo recordatorio a tan singular e irrepetible cineasta Donostiarra. Iván Zulueta cuyo nombre verdadero era Juan Ricardo Miguel Zulueta Vergarajauregui se dedicó, además del Cine, a varias actividades relacionadas con el quehacer artístico pues fue diseñador, decorador, músico y cartelista; en especial, de las primeras películas de Pedro Almodóvar. Como cineasta dirigió varios cortometrajes, entre estos citamos los siguientes:  Ágata (1966), 35 mm, blanco y negro, panorámica, 18’; Ida y vuelta (1967), 35 mm, blanco y negro, panorámica, 41’; KingKong (1971), super 8, blanco y negro, 6’; Frank Stein (1972), 35 mm, blanco y negro, 3’; Masaje (1972), 35mm, blanco y negro, 3’; Roma-Brescia-Cannes (1974), super 8, color, 24’; Fiesta (1976), super 8, color, 12’; El mensaje es facial (1976), super 8, color, 20’; Leo es pardo (1976), 16 mm (ampliado a 35), color, 12’; Párpados (1989), 16 mm, color, 29’; Ritesti (1992), 35 mm, color 29’.

En cuanto a los largometrajes dirigió sólo dos: en primer lugar, Uno, Dos, Tres al Escondite Inglés (1969) aunque con relación a este aparece como director el cineasta José Luis Boreau, quien fue el productor, debido a que Zulueta al no pertenecer en aquel momento al sindicato de directores no pudo firmar como autor de la cinta;  y en segundo lugar, la que sería y sin duda será su obra inmortal y cumbre: Arrebato (1979). Este filme difícil de catagolar mezcla de cine de serie B (en el mejor de los sentidos), de misterio, con cine de terror (hasta cierto punto),  experimental, y por qué no de vanguardia. En suma, una cinta que vampirizó varios géneros y subgéneros. Arrebato es sin exagerar una de las 10 mejores películas del cine español de todos los tiempos. ¡Descansa en paz, Iván!

 

 

César Guerra Linares

José Sarmiento Hinojosa

Directores Cinerásticos                                                                                                                                


IN MEMORIAM: STANLEY KUBRICK (26 de Julio de 1928 – 7 de Marzo de 1999)

600full-stanley-kubrick

Hoy se cumplen 10 años del fallecimiento del gran director estadounidense Stanley Kubrick. Aquí en También los Cinerastas Empezaron Pequeños lo recordamos con cariño cinerástico. Stanley Kubrick fue importante para la educación cinematográfico-sentimental de muchos cinéfilos alrededor del mundo y por supuesto de nosotros los cinerastas. Kubrick nos ha legado grandes películas y más de una obra maestra, entre las cuales destacamos: La Patrulla Infernal (Paths of Glory) (1957); 2001: Odisea del Espacio (2001: A Space Odissey) (1968); La Naranja Mecánica (A Clockwork Orange) (1971); Barry Lyndon (Barry Lyndon) (1975); El Resplandor (The Shining) (1980); y Nacido para Matar (Full Metal Jacket) (1987). ¡Vida Eterna, Maestro Kubrick!

*

*

César Guerra Linares

José Sarmiento Hinojosa

DIRECTORES CINERASTAS