Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

De Vuelta al Barrio


 

 

Sam Raimi – Arrástrame al Infierno (Drag me to Hell, 2008)

 

En lo que va del año, hemos tenido diferentes temas en lo que a cine de terror se refiere. Tenemos desde casas embrujadas hasta muertos que no dejan vivir en paz a los vivos. Todas estas películas han tenido resultados dispares unos más que otros y viceversa. Pero siempre los fans de este género, tienen su recompensa con alguna película que rompa el molde, y solo los genios, hasta el momento, tienen ese don de lo impensado, en esta ocasión nos referimos a  Sam Raimi.

El cine de Raimi para los entendidos en el rubro, fue un pionero en ese nuevo cine de horror de principios de la década de los 80´s, con temas que mezclaban horror y comedia a la vez, y sería algo descabellado no mencionar su obra maestra The Evil Dead (1981), pero estrenada en nuestro país tres años después, aunque personalmente me agrada mas la secuela que la original.

En sus películas ha hecho uso de varios métodos para infundir miedo y meter a la audiencia en la historia, como ese movimiento del zoom para identificar ruidos o acciones que se suscitaban o la cámara a gran velocidad para simular las persecuciones de las víctimas. Esto lo convirtió en un director original, que sabía lo que hacía, ya que para la década fue algo innovador.

Luego se alejo completamente del genero con temas más “comerciales” como westerns (Rápida y Mortal), acción (Darkman), romance (Por amor al juego), hasta que regreso a lo grande con la trilogía, hasta el momento, de El hombre araña, que lo volvió a colocar como un director top en la industria de Hollywood. Ahora lo tenemos de vuelta a sus raíces con una nueva experiencia en terror con Arrástrame al Infierno.

La trama se inicia con Christine (Allison Lohman), que por sus ansias de surgir en el banco que trabaja, toma el caso de una señora de avanzada edad (Lorna Raver) que le manifiesta que no pueda darle otra hipoteca a su casa, y por las situaciones que se dan, tal decisión le costara caro luego de que dicha señora le dé un hechizo mortal. Con esta película los fanáticos del género nos sentimos complacidos, ya que alguien como Raimi regresa y cómo al que fue su hogar por muchos años.

Al igual que en sus primeras películas, buscó actores no tan reconocidos en el medio, aunque podemos citar a Justin Long, que por lo visto se está convirtiendo en un actor versátil sin ser extraordinario, ya que lo tuvimos en películas como El Demonio, Pelotas en Juego o Duro de Matar 4, al igual que David Paymer, un actor bien secundario y que alguna vez estuvo nominado al Oscar.

Mientras que por el lado de las actrices, a pesar que es más joven, Allison Lohman ha tenido más películas, no como actriz principal, siendo la más destacada El Gran Pez allá por el 2003, mientras que Lorna Raver se ha dedicado más a la televisión que al séptimo arte.

A pesar de las capacidades actorales tanto de uno como de otros, cada quien cumple con el rol que se le ha encargado, destacando más que el resto el de la señora Ganush, a pesar de solo estar, físicamente, en los primero 30 minutos de la película. Lo raro de todo esto es que no llamó a su actor fetiche Bruce Campbell que siempre aparece en algún film que haga, cosa que no sucede con el clásico auto amarillo.

 

La película desde un inicio no oculta ni deja nada a la imaginación, ya que uno se involucra en ella desde el inicio pero el director sabe como introducir a la audiencia a pesar de lo dicho, ya que toda esa parte transcurre rápida y violentamente, cosa que a uno le llama la intención desde el primer instante. De ahí en más es un juego de descubrimientos y situaciones sobretodo de la imaginación de la protagonista como sombras en su casa (memorable la sombra del demonio que se ve  por debajo de la puerta), como las múltiples visiones de la señora Ganush por ella.

Raimi también hace uso, como dije anteriormente de tonos cómicos en esta clase de cintas, como la posesión del espiritista, que flota, se transforma, entre otras más, haciendo recordar algunos momentos similares de las cintas de Evil Dead, como por ejemplo en la tercera parte cuando el demonio se apodera  de una señora en frente de los demás. Pero la parte que asombra de por sí, es la conclusión de la película, realmente sorprendente y recomendable al mismo tiempo.

Me atrevería decir a estas alturas del año que estamos ante la mejor película de terror del 2009, no solo porque es Sam Raimi, sino por el matiz y lo diferente que es comparada con otras que no explotan el tema al máximo y dejan cosas que pudieron haberlas incluido y no lo hicieron o tal vez si lo incluyeron pero solo a un 50%.

Para hacer algo hay que saber del tema, y Raimi lo sabe en demasía, además que es muy inteligente al saber equilibrar las cosas y darles forma, como en este film. Claro que como toda película que se aprecie, también posee sus defectos,  es buena, pero pudo haber sido mejor, sobretodo en algunas escenas donde se debió emplear mas temor para darle más “sabor” a la trama.

Arrástrame al Infierno es una película que no los decepcionara a pesar de lo último, pero siempre es bueno ver películas de realizadores que son ya una institución dentro del mundo del cine, ya que si bien aplaudimos una película hecha por Steven Spielberg, a pesar de algunas decepciones últimamente, lo mismo sucede con San Raimi, que no solo hace una película, sino que se divierte haciéndola.

 

Por César Cortés Gutiérres

About these ads

Un comentario

  1. TONY GALVAGNO

    HOLA COMO ESTAS

    enero 3, 2010 en 1:57 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores