Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Cuando la belleza se lleva por dentro


 

 

Anthony Leondis – Igor (Igor, 2008)

Igor no es un típico film animado acerca de un científico loco y de sus temibles inventos. Al contrario, presenta una divertida aventura donde la imagen externa no es nada a comparación del gran corazón que poseen estos personajes. La línea de la historia, muy sencilla y comprensible, remarca fuertemente en las actitudes de los personajes y entregan un buen mensaje al estilo de las antiguas películas de terror de la Universal Studios.

 

Ante la gran cantidad de films de animación que van en aumento, las ideas comienzan a escasear creando así la oportunidad de presentar nuevos estilos de personajes y diversos escenarios que lo hacen especial y único. Al empezar con los personajes en Igor, tendremos al cliché de todo ayudante del científico loco que es un jorobado con poca cabellera y de pocas palabras (el típico ayudante terrorífico de películas de terror de los años 30).

Sin embargo éste será el personaje que llevara al público a ver la otra cara de los científicos malvados y en qué basan su economía (hacen armas destructivas para amenazar a la tierra y que las victimas entreguen dinero para no los ataquen). Además se conocerán a los “Igores” (como son llamados todos los jorobados que sólo pueden tener de oficio ser ayudantes de científicos locos) y su limitada oportunidad de ser alguien diferente a los demás.

Igor es el típico jorobado que sirve a un científico loco y que simplemente tiene la habilidad de jalar una palanca y decir: “Si mi amo”. Sin embargo, él esconde dentro de sí una mente brillante y grandes inventos dentro de su guarida donde solamente allí es considerado un científico.

Como todo personaje “outsider” siempre evita mostrar su verdadera habilidad, además de que “un Igor siempre será un Igor”. La posibilidad de sublevarse ante un científico o crear inventos es algo imposible que suceda y si, alguna vez ocurre, simplemente será erradicado para conseguir… otro Igor.

La historia marca una festividad de presentación de trabajos macabros, en el cual el ganador será seleccionado y enviaran su “trabajo” a una ciudad para pedir donaciones y que se la lleven a otra parte. Una especie de sátira a las ferias de ciencias de los colegios norteamericanos muy al estilo de mentes criminales que harán lo posible por recibir su “listón azul de primer lugar”.

El primer giro de la historia se dará cuando un terrible accidente ocurre con el científico loco, jefe de nuestro Igor, y muere en éste. La muerte del jefe haría que lo consideraran un motín de parte del ayudante en el cual sería erradicado. Sin embargo, hace lo posible de esconder la evidencia y siente que es la oportunidad de demostrarle al mundo que es un gran científico sin importar que sea un jorobado.

De esta manera, decide crear un proyecto novedoso (aunque no tanto por los típicos films de terror que ya existen) junto a sus dos ayudantes que además han sido sus creaciones: un robot con un cerebro no muy pensante y un conejo que tiene la habilidad de no morir, por lo que éste siempre se intenta suicidar pero todo es en vano para este frustrado personaje.

La creación es un tributo al monstruo de Frankenstein, sin embargo es una mujer enorme con un cuerpo completamente desproporcionado con una mente amable y delicada. Igor, esperando un personaje aterrador hace todo lo posible para convertir a su obra en un ser temible pero todo es en vano por no haberse activado la parte maligna que poseía. Finalmente, Igor se convierte para su creación en un director de teatro y la entrena para realizar “una obra” donde ella debe destrozar todo a su paso.

Cuando ya las cosas están viento en popa para el personaje principal, uno de los científicos descubre que el jefe de Igor está muerto y aprovecha en hacer lo posible en robar su gran invento (ya que éste se dedica en capturar los inventos de otros y ganar las competencias).

La música es interesante y muy entretenida. Se adecua bien a los momentos que sufre Igor y sus conocidos, pasando a ser atractiva para el espectador. Los efectos sonoros son adecuados y se asemejan a los sonidos de los films de terror de la Universal Studios creando un ambiente conocido ante este tipo de films macabros y clásicos.

Como ya se mencionó antes, los personajes son completos e intrigantes, con grandes ideas y conceptos muy buenos para el público que desea ver un film entretenido para todo público. Además se produce un buen ambiente junto con los fondos y estructuras de los castillos mostrando que en lo malvado y bizarro siempre hay algo de ternura.

 

Por Luis Augusto Venegas Gandolfo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s