Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

El Tiempo como Erotismo


 

2046B1POSTER

 

Wong Kar Wai – 2046 (2046, 2004)

 

Las preocupaciones relacionadas con el tiempo y la memoria son constantes en la obra del maestro hongkonés Wong Kar-Wai. Se encuentran en sus primeros filmes, y en el desarrollo de su obra en los años noventa, sus más prolíficos hasta el momento. En sus dos obras maestras (aparte de la refrescante Chungking Express) de la década presente, es decir, Con ánimo de amar (2000) y 2046 (2004), el director se deleita en el tiempo, se pierde en los recovecos de la memoria, y nos presenta algunos de sus personajes más apasionantes. La primera es una película más concisa, acaso mejor y más hermosa. Pero la segunda ofrece más claves para la comprensión de la obra de este director, que podríamos considerar uno de los pocos clásicos contemporáneos.

2046 es una película que tomó cinco años en hacerse, que causó gran expectativa antes de su estreno y fue un éxito moderado a nivel mundial. Se trata de la suma del arte de Wong Kar-Wai, su película más elegante y refinada, así como la de estructura más compleja; incluye efectos especiales, dos historias que se mueven en contrapunto, y un reparto estelar con algunas de las mayores estrellas del cine asiático.

2046article

El director trabajó en ella sin presiones por el tiempo, cambiándola a cada rato, transformando personajes en otros, mezclando pasado y presente (dentro de la trama y entre sus otras películas), y jugando en general con el tiempo y la memoria de sus personajes. Pero en su base, la película es un melodrama romántico del estilo clásico, un cuento de amor y desamor centrado en torno a un personaje masculino que, aunque reprochable por cierto, siempre es encantador y magnético. Alrededor de él, el tiempo y su vivencia van a adquirir tonos muy particulares.

La película se mueve entre dos tiempos narrativos, que se confunden en cuanto a los sentimientos y los personajes, pero que están bien diferenciados físicamente. El primero sucede en el futuro, 2046, una ciudad-año-estado mental al cual viajan quienes desean recuperar sus recuerdos perdidos. El segundo está situado en los años sesenta en Hong Kong, ya una ciudad cosmopolita repleta de infinidad de muestras culturales de todo el mundo, volviendo al tema de la globalización caro a Wong Kar-Wai.

2046-005

Las referencias se encuentran sobre todo señaladas por medio de la música: Perfidia interpretada por Xavier Cugat, Siboney cantada por Connie Francis, The Christmas Song de Nat King Cole, Casta Diva de la ópera de Bellini Norma; aparte de extractos de soundtracks compuestos por Zbigniew Preisner, Peer Raben y Georges Delerue, y otras canciones y piezas, así como música original de Shigeru Umebayashi. La música juega un papel preponderante en este filme, y merece un análisis aparte.

La música, en todo caso, junto con la hermosa fotografía y el espectacular diseño de vestuario, ayuda a establecer el tono elegíaco y triste del filme. En 2046 el tiempo es un castigo, un misterio, un laberinto, y una delicia. Es un castigo en cuanto separa a los personajes, de ellos mismos, de sus deseos y de sus historias comunes. Las relaciones de Chow con las diversas mujeres que por azar entran en sus vidas nacen y mueren en relación con tiempos pasados y futuros, y están conectados al presente sólo por ser el momento en el que se viven.

2046_1

Cuando Chow hace el amor con una mujer, está tanto recordando a una pasada como esperando su retorno. El sexo se convierte en una sala de espera, una de la que Chow, según se ve, no es feliz, pero de la que tampoco desea escapar. Chow desea volver al pasado en el futuro (representado en su libro 2046, sobre exactamente lo mismo.

En la narrativa situada en el futuro, un tren avanza hacia el pasado, una contradicción esencial para comprender la obra), de modo que todo cuanto nace en el presente está muerto: todas las relaciones son abortadas en cuanto no son la que fue antes de ellas. El tiempo, así, castiga y condena a la desazón a los personajes. Chow no es el único que sufre por este motivo: las mujeres también proyectan su pasado en el futuro, y matan al presente, lo hacen mudo.

2046W

Las mujeres lo logran pero es un enigma. El tiempo se convierte en un misterio insondable, una noche interminable hacia la que caminan los personajes. Son hombres y mujeres flotantes, desorientados, que se aferran a señales ya inexistentes o malinterpretadas. Las posibilidades son la única guía en el pasado, el presente y el futuro; las esperanzas que cada personaje deposita en ellas permanece un misterio.

Las mujeres oscuras al principio y al fin del filme, y la luminosa prostituta interpretada por Zhang Ziyi ocultan sus motivaciones por completo, las entierran en el ayer o el mañana, aunque a diferencia de Chow, sienten aún aprecio por el presente. Claro está, caminar en medio de esta confusión convierte el tiempo en un laberinto.

2046-leung

En el 2046 y en los sesenta, en Hong Kong y Singapur, en el tren, en el hotel, en los bares, en la cama, todo es encierro y todo es un paisaje interrumpido. Wong Kar-Wai nos presenta tomas cerradas y cuerpos cortados para reflejar ese aislamiento y esa sensación de estar incompleto, así como la oscuridad de las motivaciones y deseos de sus personajes.

Todo es confusión y desorientación. Chow y sus amantes se resignan a la soledad sin por ello vivirla; la tristeza de su vida no impide que la vivan. Porque, con toda su tristeza, el tiempo es una delicia. Cruzar este laberinto es, a pesar de su dureza, un camino estimulante. La delicia reside en la posibilidad, en el conocimiento de la felicidad pasada. ¿Cómo sabría uno que es feliz si jamás ha sido triste, y viceversa? Chow y sus mujeres viven su felicidad y su tristeza a la vez pues saben que la otra existe. Hacen el amor con un cuerpo presente y otro ya diluido en las lágrimas que forman sus memorias (lágrimas en las cuales se ha materializado la imposibilidad de detención del tiempo).

2046-2

Cada uno vive su propio tiempo y se desplaza en momentos distintos que no pueden reconciliar, porque, secretamente, encuentran placer en ello. Chow dice: “¿De qué sirve encontrar a la persona correcta si es el momento incorrecto?”. Es decir, sabe que ha hallado a la mujer que podría reemplazar a la mujer del pasado, y al deseo de ésta que ha situado en un momento indefinido del futuro. Pero no es el momento correcto porque cada uno se mueve a su propio ritmo.

Los personajes podrían racionalizar sus emociones, establecer las diferencias obvias (lo que es pasado, es pasado y es irremediable; el futuro no existe; el presente es lo único real), pero no lo hacen porque viven el tiempo como una experiencia erótica. Es por ello que están dispuestos a esperar todo el tiempo del mundo por sus amantes. Cien horas, mil horas, diez mil horas.

2046-724573

El placer de la espera es incomparable. Wong Kar-Wai lo hace también en su filme: hace el amor con el tiempo y sus posibilidades irreconciliables. El tiempo es una experiencia subjetiva: sus personajes lo comprenden, secretamente; pero es a la vez un laberinto en el cual perderse y que otorga un placer incomparable. Vivir el pasado, el presente y el futuro a la vez es un orgasmo que todos deberíamos tener en algún momento.

 

Por Fernando Chaves Espinach

Anuncios

Una respuesta

  1. Hey! no hay texto?
    Creo que llegué demasiado temprano al kiosko
    .
    .
    .
    GRAN (así, con mayúsculas) película. La ficción dentro de la ficción en las ideas que el protagonista expresa en sus historias, reflejo inevitable de sus vivencias, que viene a ser lo mismo que el cineasta hace con las mujeres-idea que pone en el camino del protagonista. Metaficción al cuadrado. Ya me duele la cabeza :D

    mayo 23, 2009 en 9:42 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s