Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

No todo lo que Brilla es Diamante


 

6b9ae9unplanbrillante01p

 

Michael Radford – Un Plan Brillante (Flawless, 2007)

 

Toda una revelación en la cartelera supone el filme que nos ocupa. “Un plan brillante” es un ejercicio cinematográfico con mucha altura, un guión inteligente y que deja como saldo un producto de entretenimiento con magníficos resultados. Dirigida por el británico (aunque nacido en la India) Michael Radford, la película en cuestión maneja con sumo oficio las técnicas del cine de intriga con una cuidada puesta en escena y con actuaciones -por lo menos una brillante-, más que destacables. 

Radford es el responsable de cintas como “1984” (la adaptación cinematográfica de la célebre novela de George Orwel) y “El Cartero”, la popular película basada en la novela del escritor chileno Antonio Skármeta y protagonizada por el fallecido Massimo Troisi.  

6b9ae9unplanbrillante17p

Nos encontramos en Londres, año 1960. La poderosa compañía Londinense de Diamantes está dedicada a la distribución de estas codiciadas piedras preciosas alrededor del mundo, para esto no escatima en sacrificar vidas humanas en diferentes zonas de Africa generando todo tipo de protestas y la indignación de los que menos tienen. 

Dentro de este monstruo corporativo se encuentra la inteligente ejecutiva de ventas Laura Quinn (Demi Moore), una madura mujer estadounidense instalada en un negocio netamente masculino que recibe todas las miradas, pero los más mínimos reconocimientos a pesar de su comprobado talento para los negocios. 

04k

La frustración por ver a tipos de limitado nivel ascendiendo en la compañía quedándose ella en el limbo, obliga a Quinn a mandarse constantes mensajes de autoayuda para no mellar su autoestima. Cada mensaje nuevo era mandado luego al tacho de la basura en un evento que la obligaba a recomenzar. 

Quinn no contaba con que alguien más leyera sus mensajes y estuviera al tanto de su desafortunada vida profesional: El Sr Hobbs (Michael Caine), conserje nocturno de la Londinense, se convierte en una especie de luz al final del túnel, aunque paradójicamente turbia. 

03

El veterano trabajador le advierte del último plan de los peces gordos de la compañía. Ella sería despedida como requisito indispensable para comenzar con un acuerdo bajo la mesa con una empresa rusa que, cosas de la vida, había sido un plan perfectamente hilvanado por la mente visionaria de Laura. Es en ése momento cuando, alertado por la fragilidad de su estado de ánimo, el anciano le propone llevar a cabo una empresa temeraria. 

Hobbs había diseñado por largos 15 años un plan para robar los diamantes de la ultra resguardada caja fuerte de la compañía, y para esto necesitaba de los buenos oficios de la cerebral ejecutiva que debía acudir a la fiesta de los altos mandos de la empresa para tratar de conseguir la combinación de la caja fuerte que sólo habitaba en el despacho del presidente de la compañía. 

6b9ae9unplanbrillante14p

El escepticismo inicial de Laura Quinn es perfectamente desbaratado en cada uno de sus puntos para la increíble capacidad de persuasión de Hobbs quien logra convencerla de dar el golpe a aquéllos quienes nunca creyeron en ella. 

La idea era entrar en la caja fuerte, evadir las cámaras de seguridad y tomar la suficiente cantidad de diamantes que cupiesen en un termo. Con sólo esa cantidad de joyas, tanto Hobbs como Quinn, podrían vivir con tranquilidad lo que les quedaba de vida. El problema es que la sagaz empresaria no contaba con que las más de dos toneladas de diamantes iban a desaparecer generando un escándalo de carácter global que iba a terminar por poner sobre la mesa una serie de negocios oscuros. 

6b9ae9unplanbrillante09p

¿Fue el viejo Hobbs quien robó todos los diamantes? Es aquí cuando la película alcanza su pico más alto dejando con la mayor expectativa a los espectadores y esto gracias, en gran medida, a la capacidad del gran Michael Caine para convertirse en el titiritero del filme, brindando una soberbia actuación a cuyo ritmo todos nos movemos. 

Filmada con el pulso de las películas de intriga del cine clásico (podemos ver un homenaje a “The Lavender Hill Mob” de Charles Crichton), “Un plan brillante” es también una metáfora a la voraz sociedad de mercado y las execrables maniobras de los monopolios que se comen todo lo que encuentran a su paso. El tiempo en el que está ubicado el filme ayuda a ubicarlo en un momento de convulsión política que enriquece la trama. 

6b9ae9unplanbrillante08p

Pero se trata también de una reivindicación personal y de género. Tanto Laura Quinn como el Sr. Hobbs (de esto nos enteraremos hacia el final de la cinta) tienen mucho porque pelear. La bella ejecutiva, una extranjera abriéndose camino en una época donde el machismo no conocía fronteras, debía desplegar su talento para probarse a ella misma que merecía mucho más que el descrédito de sus superiores, aun así esto significara involucrarse en un hecho delictivo.  

El pulso y el ritmo (los recorridos del viejo Hobbs para acercarse a la caja fuerte son memorables) son puntos bastante favorables de una película cuyo exceso de moralina pudo echar por la borda un trabajo de excelente factura. El final parece sacado de algún spot para estudiantes de administración de empresas, sin embargo no opaca una película bastante correcta y que merece ser vista. 

 

Por Fernando Vega Jácome

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s