Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Impresiones del BAFICI 2009 (Crónica)


3387172524_1310f37d2e_b

 

 

Este año, el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires, BAFICI, sufrió algunas transformaciones o simplemente ya no tiene cosas que me gustaban de ediciones anteriores. Por ejemplo, dentro de la programación hallé menos presencia asiática, o sea muy poco de Japón, de Corea o de China. Y lo digo porque es un cine que me interesa, sobre todo, porque el festival me prodigaba acercamientos interesantes a panoramas taiwaneses, tailandeses, coreanos, malayos, filipinos, turcos, pero esta vez como que lo he sentido “bajoneado” en la oferta presentada. Sin embargo, permitió acercarme por primera vez al cine del filipino Kahv de la Cruz, que con su película Manila in the fangs of the darkness nos introdujo de lleno en un homenaje especial a uno de los cineastas más importantes de su país, y del cual conozco casi nada, Lino Brocka. Bueno, hasta ahora las películas que más me han interesado son Love exposure de Sono Sion, pero por las razones de ser un viejo conocido que por ser un trabajo novedoso, y la hermosa 35 rhums de Claire Denis, impecable.

 

 

 

Competencia internacional. No estaban en esta selección las películas más interesantes del festival, al menos dentro de todas las que vi aquí no encontré a “la película”. Menciono a algunas.

 

La alemana Everyone else, de Maren Aden, que tiene 32 años, se centra en una relación de dos novios, que pasan sus vacaciones en Cerdeña y que viven en total cuestionamiento de nimiedades que afectan su vida amorosa. Tiene diálogos estupendos y una lograda dirección de actores, sobriedad en los planos, contención dramática, sutileza argumental y una canción de Julio Iglesias en inglés en un momento risible.

 

March de Händl Klaus es un filme austriaco sobre el luto de tres familias de tres jóvenes suicidas, que no saben a ciencia cierta la razón de la desaparición de sus seres queridos. El filme narra cómo estas familias se van involucrando toscamente entre sí, tanto que no queda claro quién es familiar de quién. Sin embargo, está narrada obviando momentos de dolor, con elipsis que hacen del filme un relato seco, en el lado opuesto del pesar y la pérdida.

 

Breathless de Yank Ik- June es una maravillosa película coreana, y creo que el adjetivo está de más, porque se trata de una historia ultraviolenta de un matón que vive más allá del bien y el mal. Un tipo que vive del golpe y la brutalidad, y cuyo uno acercamiento tierno es decirle a su sobrino de seis años “idiota”. Esta ópera prima es intensa, y configura uno de los retratos más brutales que haya visto de un personaje al margen de la ley, pero tiene un final que la hace desfallecer, pero de igual forma me pareció una de las mejores propuestas de la competición.

 

La indonesa Blind pig who wants to fly es también la opera primera de alguien que simplemente se llama Edwin. Este cineasta realiza una cinta coral que está a medio camino de todo: no se sabe si es una comedia, un drama, un musical, pero lo único que puedo decir es que la canción I just called to say I love you, de Stevie Wonder se escuchaba como mil veces, de terror.

 

Aquel querido mes de agosto. Fue la ganadora del BAFICI y se trata de un filme, sí, excepcional, por la propuesta original del portugués Miguel Gomes, pero que no me llegó a entusiasmar. La cinta comienza como un conjunto de episodios de carácter casi documental, que recoge costumbres, situaciones del pueblo de Arganil, al cual  llegamos por conocer por completo desde la perspectiva nostálgica que le interesa al director: sus calles, su gente como personajes, sus comidas, las bandas musicales que tocan canciones populares de los 70, los bailes, las vacaciones. Inclusive el drama del propio cineasta que ve en peligro el rodaje de su filme es parte de este universo cromático de eventos locales. Pero de un momento a otro, Aquel querido mes de agosto vira hacia un relato de tufo melodramático, el acercamiento amoroso entre dos adolescentes y la sombra de un padre celoso que ve en su hija el fantasma de la madre. El final es antológico.

 

Hunger de Steve McQueen. No hay nada de la otrora estrella de Hollywood, aunque sin querer queriendo hay evocaciones a fugas, cárceles y por ahí fisonomías que se le asemejan. Pero la propuesta del cineasta inglés de cuarenta años, y en esta su ópera prima, es ingresar de lleno a una prisión de presos políticos del IRA a comienzos de los 80, y lo hace de manera escandalosa, no hay lugar para la benevolencia, la cárcel es dura y si es por temas políticos es peor. Hunger es la historia de Bobby Sands, un republicano muerto tras una huelga de hambre extrema. Es una cinta que se debe ver con el estómago vacío, a su manera resulta visceral. Posee uno de los planos más interesantes que he visto en los últimos tiempos: un plano general de un diálogo frontal entre Bobby y un cura, al que le cuenta que va a entrar en huelga de hambre.

 

Hooked es una cinta rumana grabada en HD y que tiene todo el andamiaje Dogma. Dirigida por Adrian Sitaru, Hooked está narrada totalmente a través de una cámara subjetiva, que va cambiando de acuerdo a la perspectiva de los personajes. Una pareja, ella casada y él un gordito bonachón, va de viaje de campo y en el camino atropellan levemente a una prostituta con aires de nínfula, quien luego se queda con ellos durante el día pero para hacerles la vida imposible a punta de chismes e insinuaciones. María Dinulescu, en el papel de la mujer atropellada, se llevó el premio a la mejor actuación femenina del festival. El papel masculino lo ganó Alfredo Castro, por su rol en Tony Manero, que se vio en el Festival de Cine de Lima del año pasado y que también estuvo en competencia.

 

 

 

Otra sección que me parece interesante y que también se premia es la denominada Cine del futuro, y que contiene los filmes más destacados del festival y que bien podrían incluirse dentro de la competición o dentro de otras secciones. Las cintas que más me gustaron tienen que ver con el mundo adolescente: A L’Ouest de Pluton es una obra canadiense de los debutantes Henry Bernadet y Myriam Verreault, centrada en una noche de deschave juvenil de hormonas y felicidad, y que se incluye en esa horda de filmes que han denominado Nouvelle vague québécoise. Un grupo de estudiantes de un secundario exponen en una clase frente a la cámara sobre el tema que más saben: desde Plutón, el skateboard, Ben Affleck o cómo cuidar niños. Luego los directores nos llevan a la banca de un entrenamiento, donde un par de chiquillas debaten sobre el alma canadiense y de Québec frente al poderío de EEUU, por ejemplo. Pero el día culmina en una fiesta de resultados descomunales: robos, destrozos, decepciones amorosas, palizas y caminatas en la madrugada.

 

El director de Afterschool, Antonio Campos, tiene veinte años y ha hecho uno de los filmes más impactantes sobre las crisis adolescentes. Aquí el voyerismo mediático y el universo del youtube lo es todo para los estudiantes de un colegio privado y carísimo de Nueva York. Robert (Ezra Miller) es un chiquillo un poco aburrido de la vida y que está vigilante de las acciones de sus amigos o de otros chicos como él pero a través de la computadora. Se mete a un curso de video en el mismo colegio, y a raíz de un hecho lamentable, se ve obligado a elaborar un documental a pedido, lo que le resultará reflejo de su mismo estado de ánimo.

 

Un autre homme de Lionel Baier es una comedia ácida para cinéfilos, al menos lo gozarán más. Esta cinta suiza narra las vicisitudes de un cínico: un tipo que busca trabajo en un diario es convocado a fungir (o fingir) de crítico de cine, y es así cómo lo vemos imbuirse en un mundo de códigos y relaciones sociales particulares. Un universo de guiños y tics sobre el mundo del periodismo cultural.

 

Este ha sido un breve resumen del último BAFICI, en el que como dije si bien no he encontrado “obras maestras” si me ha permitido tener buenos momentos cinéfilos, sobre todo con cintas como las de Sono Sion o la maravillosa 35 rhums de Claire Denis, sencillamente notable, que merece un post aparte.

 

 

 

Por Mónica Delgado

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s