Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

un nuevo héroe espacial


space-chimps-poster

Kirk de Micco – Monos a la Obra (Space Chimps, 2008)

Ha existido más de un filme que trata acerca de viajes espaciales y aventuras en otros mundos. El héroe normalmente no sabe cuál es su verdadero destino hasta que lo descubre gracias a sus amigos y acompañantes de aventuras. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el público infantil no se siente muy identificado con estas historias que presentan un típico tema sin ninguna novedad alterna. Monos a la Obra (Space Chimps) nace originalmente de este tema, sin embargo presenta elementos que lo hacen especial y novedoso y que lo convierten en un trabajo bien logrado con un humor apto para todos y con  un ligero conocimiento de algunos artefactos realizados en la Nasa para las investigaciones espaciales. Un filme que rompe esquemas desde los personajes principales y sus delirantes momentos en el espacio exterior.

20th Century Fox presenta una historia espacial con simpáticos personajes que harán que los chicos tengan un rato entretenido y puedan entender algo más sobre los viajes espaciales. En este caso, los chimpancés que fueron los primeros animales en ser usados como experimento para viajar al espacio antes que el hombre. El primer chimpancé en el espacio se llamó Ham (con lo cual concuerda la película con el nombre del original) quien fue el que le dio a los científicos la posibilidad de poder realizar viajes espaciales.

1

La historia inmediatamente empieza a convertirse en fantasía cuando la nave de investigación “Infinity” cruza involuntariamente un agujero negro que lo conduce a otra dimensión, a otra parte del universo. Ante el misterio que había dejado el “Infinity” a la Nasa por la posibilidad de vida en ese lado del espacio (debido a que se diagnosticó fuentes de H2O) se llegó a la conclusión de enviar en calidad de investigación a un grupo de astronautas. Sin embargo, ante lo arriesgado de realizar una investigación que fuera hacia un agujero negro con seres humanos, es que se decidió realizarla nuevamente con animales, en este caso chimpancés.

Los simios estaban capacitados para realizar el viaje pero se requería de alguna “publicidad” que haga que tuviese más popularidad la misión investigadora; por lo cual llega el descendiente – más precisamente el nieto de Ham – Ham III. Este personaje, que no es más que un simio de circo, se verá envuelto junto con otros dos simios capacitados a viajar al espacio sin esperar más de una sorpresa en ese nuevo mundo.

2

Un filme animado muchas veces contado con una originalidad que lo hace único entre los demás. El guión es simple y manejable, en el que los espectadores tendrán aventura y humor sano sin tener que aburrirse en ninguna escena. Cada momento de la cinta está adecuado para divertirse y no tener duda alguna de lo que está realizando cada personaje; y para no dejar ningún cabo suelto, a excepción de lo que le ocurre a Zartog al final de la historia.

Otro elemento importante es la escenografía que nos detalla Monos a la Obra. Desde un principio, los colores y los fondos son muy reales en lo que se refiere al planeta Tierra. Se vive una experiencia real pues posee acabados perfectos; además,  los personajes tienen una semejanza al fondo sin vérsele mal colocados en este.

3

Por otro lado, el mundo donde reinaba el dictador Zartog, posee una inmensidad de colores vivos y estridentes que incluye cuotas de realismo un realismo ante tanta fantasía. Sin duda, el colorido escenario tuviese que tener una colorida gama de personajes (donde el verde y el fucsia son los colores predeterminados) junto con diferente y exagerada vegetacion con otros seres muy imaginativos, pasando de ser un mundo real (como siempre le vemos a la Tierra) a un mundo fantástico.

En cuanto al perfil de personajes se refiere, Ham III presenta al típico personaje egocentrista y vanidoso, que al ser una estrella de circo, se limita en lo que hace y evita seguir el legado de su abuelo ya que no se siente del todo completo para igualarlo. Éste se verá envuelto junto con Luna y Titan, quienes lo considerarán un simio ridículo que podría incluso arruinar la misión. Finalmente, ellos entenderán que cada individuo tiene su lugar y  habilidades, tantas que el equipo logra sobrevivir.

6

El film es entretenido y comparte además una banda sonora adecuada en todo momento. Se debe mencionar además la imaginación de los realizadores para convertir una maquina de investigación (como el “Infinity”) en una nave espacial, luego de haberle hecho algunos ajustes asesorados por un chimpancé que había tomado la central de la Nasa!!!

Gran entretenimiento para el público familiar quienes comparten risas por las ocurrencias tanto de  los chimpancés aventureros como de los tres científicos quienes presentan una actitud peculiar a la vez que un humor negro. Monos a la Obra, es un filme inesperado que muchas personas podrán ver para pasarla bien en un fin de semana.

Por Luis Augusto Venegas Gandolfo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s