Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Las Agradables Tribulaciones


Woody Allen – Vicky Cristina Barcelona (2008)

El cine de Woody Allen ha ido variando con los años. Si bien ahora ya no produce aquellas películas que resultaron ser reales obras maestras de los setenta y ochenta (Manhattan, Crímenes y pecados), sus películas suelen siempre tener cierto interés.

Aunque es cierto que a principios de la década del 2000 tuvo un fuerte bajón creativo, con cintas no tan interesantes como “El ciego”, o “la maldición del escorpión de Jade”,su mudanza a Londres parece que le sentó de maravillas: ya sean “match point” o “Sueños y delitos”, ambas son películas interesantes aunque distintas de lo que el director venía haciendo: son cintas más bien serias, casi de tesis, pero que sin embargo no staban desprovistas de un humor bastante negro y corrosivo.

vcb1


Pues Woody ahora cambia de ciudad europea, y se muda a Barcelona. Pero a diferencia de sus películas londinenses, donde los protagonistas eran efectivamente londinenses, en Vicky Crisitna Barcelona, su último opus, aquí no ocurre lo mismo: las protagonistas del film son dos estudiantes norteamericanas que van de vacaciones a Barcelona, y ahí conocen a un atractivo pintor de la cual se enamorarán ambas. Cuando la ex mujer del individuo entre de nuevo en escena, las cosas se complicarán.


Como ya lo dijimos, los dos anteriores trabajos estrenados en el Perú de Allen eran cintas más bien serias, que buscaban demostrar una idea. Eso no ocurre en el último film del director: se trata de una historia romántica entre cómica y dramática, donde los personajes se van encontrando y separándose, tomando decisiones que muchas veces pueden parecer complicadas pero que nunca son mostradas de esa manera por el film.


vcb3

Woody sabe mantener un tono muy ligero, que nunca carga las tintas en los momentos más dramáticos ni en los momentos más dulces. Su puesta en escena se mantiene atenta y observa como los problemas emocionales de los protagonistas se van moviendo, replegándose y volviendo a florecer, pero sin hacer hincapié en ninguna situación específica. Cada una de las situaciones que narra la cinta tienen el mismo valor, y est´ña bien que así sea, pues eso es lo que permite que la espontaneidad y el humor se vayan colando incluso en las secuencias más duras.


El buen Woody acierta en el tono del relato: su puesta en escena permite que las situaciones siempre aparezcan calidad y agradables ante nuestros ojos. En realidad, lo que hace el director es simplificar cosas que en realidad pueden parecer complicadas, como por ejemplo la volubilidad del personaje de Scarlett Johanson, o el trío amoroso que conforma ese mismo personaje con el pintor y su mujer.

vcb4


Las infidelidades, los tríos, las dudas aparecen de la forma menos angustiosa posible, haciendo que el espectador disfrute de ellos. Y es que justamente ese relajo de la puesta en escena permite que uno de verdad encuentre disfrutable situaciones que en realidad pueden llegar a ser angustiosas. Esa calidez que exuda el film, no exenta de una muy fuerte sensualidad, es su principal merito.


Pero nada de esto se habría podido lograr si no fuera por un puñado de actores que dan la talla. Tanto Rebecca Hall como Javier Bardem están notables, haciendo de personajes arquetípicos pero que obtienen una vida inusual gracias a lo que pueden aportar ambos. Lo mismo se puede decir de Scarlett Johansson y Penélope Cruz (ganadora del Óscar por este papel) también consiguen dotar a sus personajes de un peso que puede resultar difícil teniendo en cuenta las características más bien arquetípicas de los personajes.


vcb22


El cine de Woody Allen, tal cual lo hemos mencionado, sufrió una variación fuerte al momento de cambiarse de Estados Unidos a Europa. Sus películas se volvieron más duras y tersas, más pesimistas con el mundo y con su estado. Las tribulaciones sentimentales de sus mejores films dieron lugar a una visión más bien dura y terrible sobre el mundo.

Nada de esto ocurre en Vicky Cristina Barcelona, donde de nuevo observamos a personajes sufrir y amar con la misma gracia de las mejores películas del director. Si la cinta no necesariamente es de los mejores trabajos del director, se encuentra muy por encima de buena parte de lo que ha hecho últimamente. Eso nos hace albergar esperanzas sobre lo que el gran Woody nos pueda dar en el futuro. Estaremos atentos.

Por Rodrigo Bedoya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s