Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

placer por asesinar


rendercmsfieldjsp808

Dario Argento – El Pájaro de las Plumas de Cristal (L’Ucello Dalle Plume di Cristallo, 1970)

Dario Argento es un cineasta italiano especializado en el cine de terror. Ya sea este en su vertiente sobrenatural como en las películas de asesinos, lo interesante en el cine de Argento es que sabe como crear ambientes extraños y terroríficos a partir de elementos tan puramente cinematográficos como los encuadres o la utilización de la música, algo importantísimo en el trabajo del director.

Sin lugar a dudas, su mejor trabajo es Suspiria, una cinta donde una chica entra a un conservatorio musical manejado por brujas. En esa película, el estilo recargado de los escenarios, con colores fuertes y chillones (ya sea el rosa o el rojo), que contrastan muchas veces con la total oscuridad que hay fuera de ellos (los ambientes exteriores, como el bosque en el cual se encuentra ubicado el conservatorio), además de la música interpretada por el grupo Goblin, daban lugar a una película que creaba un ambiente cargado y tenso, que daba miedo en serio.

uccello3

Argento, sin embargo, es también un especialista en el Giallo, una forma del thriller pero desarrollado en Italia. Este subgénero tiene unas características básicas: se tratan de películas donde hay que resolver una serie de asesinatos, algo típico en el thriller de asesinos en serie.

Lo interesante es que el giallo se caracteriza por mostrar esos crímenes de las formas más crudas posibles, haciendo gala de una estilización no muy común en el thriller americano, por ejemplo. Los asesinatos son largos y sangrientos, lo que puede resultar un verdadero placer cinéfilo si están bien filmados.

uccello_piume_cristallo

El pájaro de las plumas de Cristal (1970) es la primera película de Dario Argento. Se trata de un giallo hecho y derecho: un escritor norteamericano que vive en Roma presencia, el día antes de regresar a su país, el intento de asesinato de una mujer en una galería de arte. La policía, que anda buscando a un asesino en serie de mujeres, lo interroga, y el escrito está seguro que hay algo ocurrido en la escena del crimen que no puede recordar con claridad.

Poco a poco, el protagonista se dará cuenta que él y su enamorada son las próximas víctimas del asesino. El pájaro de las plumas… marca las pautas de lo que será el cine de Argento en el futuro. Estamos ante un giallo que, argumentalmente, no tiene mucha originalidad en su planteamiento. Pero lo que importa en el cine del italiano no es tanto lo que cuenta, sino como lo cuenta.

birdcrystal

Por ejemplo, uno de los recursos que utiliza el director es el alumbrar de forma fuerte una parte del encuadre y dejando al resto en total oscuridad, lo que crea un contraste que marca la tensión, como si el personaje que está encerrado en el círculo de luz no tuviera forma de salir de él, como si ya estuviera condenado.

Eso es muy marcado en la escena del asesinato en la galería de arte, donde lo que importa es lo que ocurre en la galería (lo visible, lo que el protagonista puede ver), mientras que el exterior es poco claro, difuso, creado a partir de sombras. A Argento le gusta jugar con la idea de lo visible, de lo que puede ser visto por nuestros ojos.

uccello1

No es gratuito, por ejemplo, su interés por las tomas subjetivas, o por lo que ocurre en el segundo plano del encuadre. Argento es alguien que, para ir generando un ambiente macabro, va alargando las secuencias a partir de recursos que ponen al espectador en el lugar de la presunta víctima, peor también en el lugar del asesino que observa y que espía.

El juego con el punto de vista genera una cierta ambigüedad que va creando tensión: ya sea el saber, a partir de los ojos de la víctima, que el asesino va a atacar en cualquier momento, como el estar observando a la próxima atacada desde el punto e vista del asesino, genera ambiente.

l_uccello_dalle_piume_12

Muchas veces Sargento pasa de la subjetiva de la victima en estado relajado, haciendo su rutina, a la subjetiva del asesino a punto de atacar. De la misma forma, la forma de filmar los asesinatos es notable. Hay algo en la forma de encuadrar y de filmar de Argento que resulta casi claustrofóbica.

El director planifica sus asesinatos a partir de planos que dejan observar los espacios casi simétricos en los cuáles se desarrollan sus historias. Las líneas rectas de los escenarios, resaltadas a partir de una cámara fija que va creando un especie de inmovilidad en el encuadre, van creando una especie de juego geométrico y laberíntico del cual la víctima pareciera no salir.

l_uccello_dalle_piume_2

Argento fija los escenarios, los va volviendo simétricos y repetitivos, como una suerte de maquinaria perversa de la cual las víctimas no podrán salir. El uso de la cámara fija en esos momentos es esencial, en tanto es el elemento que permite fijar la imagen, transformándola en una especie de encierro para el personaje, como si no pudiera salir de la situación. El pájaro de las plumas de cristal es la primera muestra de una de las más interesantes filmografías del cine de terror: la de Dario Argento.

Por Rodrigo Bedoya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s