Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

un duro aprendizaje


033865_af_w434_h_q80

Bertrand Tavernier – Todo Comienza Hoy (Ça Commence Ajourd´ Hui, 1999)

La película de Bertrand Tavernier Todo Comienza Hoy es una ficción con estilo documental, que nos acerca a lo que ocurre en Hernaing, pequeña ciudad francesa de la región de Valenciennes, y a las personas que la habitan. El personaje principal y alrededor de quien gira la historia es Daniel Lefebvre (Philippe Torreton), director y maestro de una escuela inicial en dicha ciudad. En la primera imagen de la cinta vemos a Lefebvre que canta y juega en un salón de clases con sus pequeños alumnos, pero esta es sólo la presentación y un anticipo de cómo se va a desarrollar una parte importante de la misma.

La película se inicia cuando oímos en voz en off unos versos que son dichos por Lefebvre. El uso de la voz en off se repite en dos o tres ocasiones más en toda la cinta, el espectador en el transcurrir de de la historia descubrirá la autoría de los versos y esto será importante porque generará un efecto en una breve secuencia hacia el final de la película.

18450978

Como escribí al inicio la cinta nos acerca y muestra la vida de la gente de Hernaing; y como tienen que afrontar y sufrir las carencias económicas causadas por el desempleo y por la poca preocupación de las autoridades; como era de esperar de esperar esto afecta de manera directa a la escuela que dirige Lefebvre. La cinta nos pone frente a la indignación y la rabia de Lefebvre por la desidia de las autoridades y en consecuencia también su rebeldía y protesta a causa de ésta.

Todo Comienza Hoy es una dura crítica ante esta situación, pero hecha de una manera que no cae en la demagogia. El protagonista enfrenta a los que gobiernan para que pueda haber cambios. Es en estos momentos cuando cobra relieve la muy buena actuación de Philippe Torreton tanto en los momentos de rabia cuanto en los momentos de desesperación por lo que acontece. De otro lado, una de las secuencias más logradas de la película es aquella en la que vemos a Lefebvre interactuar con los niños de su clase, como cuando canta, juega o les enseña cosas. Aquí la cámara se acerca de manera documental, lo que nos da la impresión de estar viendo imágenes de un documento fílmico. También aquí Torreton está muy bien así como los niños; parece un verdadero profesor de escuela ya que se lo ve cómodo y no forzado.

ca_commence_aujourd_hui_1998_diaporama_portrait

Lo del estilo documental se aprecia notoriamente en la imagen de la llegada del camión de carga que es conducido por el padre de uno de los niños y como éste les enseña su funcionamiento, los niños se suben y juegan en él; Sus rostros y miradas ante lo que ven es de una naturalidad que los pequeños no parecieran estar siendo dirigidos, sino que por el contrario vemos esas caras que se observan en los niños cuando están atentos y deslumbrados por algo que los entretiene. Este mismo estilo documental se echará de ver en otras secuencias importantes de la película.

En el transcurrir de la cinta ocurren situaciones desconcertantes, dramáticas e incluso trágicas que son tratadas de un modo efectivo que llegan a conmover. Como dijimos líneas arriba, la cinta aborda en una parte importante el aspecto del desempleo, subempleo así como el de la gente que sufre sus consecuencias. Existen ligeros puntos de contacto con cintas estrenadas en Lima hace unos años que abordan el tema laboral o el de personas que viven en condiciones casi marginales por no haber o tener trabajo.

ca_commence_aujourd_hui_1998_diaporama_portrait1

En lo que respecta al primer aspecto éste ha sido tocado a diferente propósito por la película Recursos Humanos de Laurent Cantet que usa también un estilo documental. En cuanto al segundo aspecto ha sido presentado por dos películas una estrenada en Lima y otra vista en el año 2003 en el último festival de cine europeo. La primera es El Pequeño Ladrón de Eric Zonca y la segunda es la ganadora de la Palma de Oro en Cannes de 1999, Rosseta de los hermanos Jean Pierre y Luc Dardenne. Todas estas cintas incluso la que nos ocupa en esta oportunidad nos muestran la otra cara que no conocemos de Francia; y de Bélgica en el caso de Rosetta y podríamos decir de la Europa occidental; lo cual es producto en gran medida de los despidos masivos y del reemplazo de la mano de obra por las máquinas.

En cuanto a las actuaciones además de la ya citada de Philippe Torreton, está bien interpretado el personaje de Valeria (María Pitarresi) que es la pareja de Lefebvre, de igual manera la asistenta social que lo ayuda a tratar de solucionar los problemas llamada Sama (Nadia Kaci); y otros personajes que son importantes en la consecución de los objetivos como las maestras de la escuela.

ca_commence_aujourd_hui_1998_diaporama_portrait2

Es una película que presenta muchos personajes que aparecen en más de una secuencia y que serán importantes para el desarrollo y desenlace de la misma. Pero hay también personajes que sólo aparecen en una secuencia o dos pero cuya presencia en muchos casos no es gratuita puesto que aportan algo a la trama. Respecto de los diálogos que tiene Daniel Lefebvre con los personajes secundarios (la pareja de él, la asistenta, las maestras) son en algunos casos graciosos e incluso cargados de sarcasmo.

Retomo algunos puntos no planteados acerca de la lucha de Lefebvre por y a favor de los niños, esta lucha la comparte con los que trabajan con él. Pero no se crea que este personaje es totalmente abnegado y que tiene una idealización por los niños; nada de eso ya que hay una secuencia en la que él habla de que está cansado de trabajar allí; y sobre todo la secuencia que me parece importante y hasta reveladora de la no idealización de los niños es cuando dice hablando con uno de los maestros la siguiente frase: “Es cierto que existen niños que son insoportables”; lo cual da una muestra de ser un personaje más humano y creíble.

ca_commence_aujourd_hui_1998_diaporama_portrait3

Los problemas de Lefebvre no sólo se dan en su trabajo sino también en su vida familiar; me refiero a la relación conflictiva que tiene con el hijo de Valeria, como la que tiene Lefebvre con su padre. Estas secuencias en la película son tratadas con sobriedad; y en los momentos en que hay situaciones fuertes no se cae en el tremendismo ni en el melodrama ramplón y fácil.

Por otra parte, los pocos reparos que le pondría a Todo Comienza Hoy son la sucesión de escenas dramáticas o de tensión que afectan al personaje tanto directa cuanto indirectamente, lo cual hacen que la cinta pierda por momentos respiro; también que no se profundizara un más en la relación entre Daniel, Valeria y su hijo adolescente; y que no se abordara la relación distante entre Daniel Lefebvre y su padre de la que se habla en dos o tres escenas y que parece que marcó de manera importante su vida.

ca_commence_aujourd_hui_1998_reference

Finalmente, La última secuencia de la película muestra la unión de Daniel, los niños y los padres de estos en una actuación escolar en la que todo es alegría y solidaridad, con lo cual uno puede pensar que a partir ahí todo va a ser felicidad y tranquilidad, sin embargo, sabemos que la vida va a continuar, y que es cambiante; y que todo también puede repetirse de la misma o de peor manera. Por todo esto, Todo Comienza Hoy es realmente una muy buena película, que plantea muchas situaciones y que hace que uno reflexione sobre más de un punto luego de verla

Por César Guerra Linares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s