Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

En BUSCA DE UN PAÍS MEJOR


tbpimpernelposter

 

 

Asa Faringer y Ulf Hultberg – El Clavel Negro (Den Sorte Pimpernel, 2007)

El film “El Clavel Negro” rompe esquemas con un film muy ligero acerca de un tema muy complejo, como es el golpe de estado en Chile durante el gobierno de Allende, entregando un material digerible y muy completo, dando vida al muy reconocido embajador de Suecia Harald Edelstam y su lucha por obtener un país de paz y progreso.

 

 

El film al contar con hecho reales, no significa que sea un guión muy sencillo de realizar. En el caso de El Clavel Negro no es la excepción, pues los datos recaudados sobre la época del golpe de estado hacia el presidente Allende ha sido uno de los momentos históricos que ha sufrido el pueblo chileno y al parecer debió ser recordado, en este caso, con un film.

Tuvo que haber un gran apoyo de parte de Chile para generar este film sueco ante los diferentes puntos de vista políticos en Chile, por lo que habrá muchos comentarios y críticas sobre esta película. En este caso, lo haré con mi punto de vista… más allá de un tema histórico, un tema cinematográfico.

 

 

tbp1

 

El guión ha sido muy enganchante, desde el principio (que comenzó con un personaje que ama la unidad y la igualdad entre todos, además de entregar todo a los socialistas) que tuvo una especie de introducción al personaje principal, el embajador de Suecia, junto con sus manías y su manera de resolver los problemas (por lo que muchos no podían tocarlo, pues se convertiría en un problema político entre países y ¿quién quiere meterse con Suecia en un momento como ese?).

No aparenta ser muy larga y toman mucho hechos y acciones de manera rápida pero siendo así entendible y no dejando dudas al espectador. Lo impresionante es ese juego de idiomas que se tiene durante la reproducción de éste, lo podemos apreciar cuando el embajador habla en ingles y muchas veces utilizando el idioma oficial chile (el español, claro) dándole ese realismo al film de que cada país tiene su idioma y no crear uno universal para que los demás entiendan (lean subtítulos) y nos ambientemos en un lugar fuera de del idioma inglés.

 

 

tbp2

 

 

La fotografía está bien hecha, presentando además un código donde diferenciamos las zonas alejadas de los cuarteles con una tonalidad gris y a la vez lúgubre, que nos da a entender los momentos que están pasando los ciudadanos durante el golpe de estado. Además el color y tonalidades amarillas que poseen los escenarios en donde “gobiernan” los militares presienten los hechos realizados (junto con las matanzas y torturas) que sufren los supuestos terroristas que deseaban que acabase la época dictatorial.

Los escenarios son bien específicos y bien logrados. Nos dan a entender muchos puntos de vista de cómo es Chile. Tenemos la parte de la ciudad que está representada con tonalidades grises (muy a lo ciudad), mientras están las zonas fuera de la capital (o alejadas) donde vemos un lugar desierto y con pequeñas casas (por ahí algunas esteras) donde se refugiaban los revolucionarios y algunas personas de la zona rural que vienen de invasores a colocar un sitio donde dormir (¿nos recuerda algo?).

 

tbp3

 

El estadio nacional, que fue también tomada por los militares, no recuerda en un momento a un campo de concentración además de un llamado a los presos para su juicio (acompañado de tortura, claro está), mostrando nada más que las tribunas en donde los “capturados” son llamados a escuchar su sentencia.

La música es adecuada en algunas escenas. Cabe destacar una (que a mi parecer es una de las mejores escenas del film), donde Harald Edelstam (el embajador de Suecia) recibe en sus manos a una niña que sus padres se la encargan para que la cuidara dentro de la embajada.

 

tbp5

 

Mientras la niña llora, el embajador presencia la muerte de los padres acompañado con una banda sonora muy profunda y precisa terminando con el disparo de los oficiales de la pareja detrás de un auto.

Las actuaciones son buenas, en especial la de Michael Nyqvist que interpreta a Harald Edelstam como un embajador interesado en un país extranjero y que da todo lo que puede para crear paz entre sus ciudadanos esperando algo de justicia por parte de los militares, lamentablemente no pudo lograr su cometido. Sin embargo salvó a miles de chilenos sin ningún interés propio, dando un cambio histórico a este país sudamericano.

 

tbp34jpg

 

Reconocido por el público mexicano como una película que no hay que dejar atrás. Algo que ahora toca mucho en los films son los temas históricos (no sé si será una moda, pero está funcionando) que cabe destacar por sus hechos reales y creando una cultura de conocimiento histórico a través del cine. Espero que este film no quede atrás pues rompe con un esquema de patriotismo y a qué punto puedes llegar para ayudar a las personas y ser recordado como un héroe.

 

Por Luis Augusto Venegas Gandolfo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s