Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Casi la Verdad


 

btposter

 

Gregory Nava – Verdades que Matan (Bordertown, 2007)

 

 

Algo sucede con los mandamases del planeta. Es obvio que son extremadamente inteligentes, si no es suficiente muestra el hecho de que hayan conseguido manejar a su antojo la economía mundial. En sus planes a largo plazo (que son los que finalmente traen resultados, cosa de la que aun no se han enterado la piara de babosos que tenemos en nuestro paisaje político local) hace mucho que han concluido que los recursos del globo están siendo sobreexplotados. Y, cosas de la lógica elemental, algunos de ellos se están acabando.

Es entonces cuando, otra vez la lógica, les vino a la mente la única solución posible: agarrar todos los que puedan. Claro que por ahí alguien mencionó el detalle de que los Estados Unidos no son el único país del mundo, pero hace mucho tiempo que nos han demostrado que eso les vale puta madre. Un buen día se suben a uno de sus aviones particulares, se atornillan bien la piel de oveja, y se presentan sonrientes ante el gobernante tercermundista de turno, a ofrecer el oro y el moro a cambio de tal o cual prebenda en la explotación de dichos recursos, movidas que para el ciudadano cuasi iletrado (ocupado, entre otras cosas, en no morirse de hambre) resultan oscuras y dudosas, si es que no está completamente desinformado del asunto.

 

bt111

 

Una de estas medidas es precisamente la firma a discreción de los llamados tratados de libre comercio, igualmente dudosos y oscuros, pero que nos traen indefectiblemente ese tufillo de que estamos muy lejos de ser los beneficiados.La película en cuestión narra el esfuerzo de una periodista norteamericana en sacar a la luz la verdad sobre los asesinatos de mujeres explotadas en plantas de ensamblaje, producto de estos arreglos internacionales de los que hablábamos al inicio. Y he aquí el primer punto interesante del tema: la explotación en sí (muy bien ilustrada en pantalla, con el capataz electrónico que arrea a las trabajadoras como si fueran animales de carga) YA es un elemento indignante, sujeto a censura y denuncia.

Y provoca una desazón inmensa el hecho de que nos resulte tan familiar, al menos a los sudamericanos, que las tengan que MATAR para que motive una queja, un reportaje, una película. Prefiero no mencionar las otras cosas que estos personajes (muy mal definidos en pantalla, son los malos de la película y punto) hacen con sus víctimas antes de asesinarlas.

 

bt221

 

El sustento de los hechos narrados se acerca de manera escalofriante a la realidad. Y aunque es cierto que muchos han criticado este trabajo por simplificar en exceso los vericuetos políticos y macroeconómicos que traen consigo los convenios como el NAFTA (North American Free Trade Arrengement) y relacionarlos de manera casi directa con los asesinatos de mujeres en la localidad de Juarez (México), es imposible no indignarse ante el nulo eco mediático de estos hechos en el país del norte.

Jennifer López y Antonio Banderas, emblemas del latino triunfador en el país del norte, son, cómo no, los héroes cruzados de la película, poniendo en segundo plano a la verdadera protagonista, interpretada por la única actriz mexicana en un rol estelar (excelente Maya Zapata), cuyo desempeño supera con creces el de los actores mencionados. Es en este aspecto que desentona el papel de la López, quien evidentemente busca ser el centro de atención en cada una de las películas en las que participa (en ésta es productora), protagonizando variantes más o menos similares del mismo papel de mujer fuerte y decidida.

 

bt33

 

Ella es una reportera audaz que se enfrenta a las fuerzas de la ley mexicanas, a los políticos corruptos y a los medios de prensa de su país. Además, se hace pasar por una de las trabajadoras inmigrantes (apenas abandonando el maquillaje y el peinado) para embaucar a los criminales, con quienes lucha cuerpo a cuerpo. Pese a todo, Jennifer López, tan buena actriz como cantante, logra dar renombre a la película, que de otro modo habría pasado desapercibida, y cumple con su labor sin desentonar, logrando incluso ser premiada por Amnistía Internacional en el Festival de Berlín del 2007, reconocimiento que definitivamente se merece.

El director Gregory Nava, californiano identificado con la comunidad mexicana desde sus inicios (en 1997 filmó “Selena”, con una natural Jennifer López antes de ser absorbida por la maquinaria de hollywood), lleva esta premisa de una manera muy irregular. Rodada con aciertos y tropiezos, Verdades que Matan (el más difundido de sus títulos en español) propone una visión muy poco amable de la frontera mexicana.

 

bt44

 

Las calles son pintadas como verdaderas trampas mortales, no existe el ornato, y los únicos negocios a la vista son chinganas ambulantes, de alimentos y prostitución. La clase alta es por completo ajena a su vecina realidad, hacen fiestas donde el despilfarro es la regla, y se brinda con criminales sin el menor reparo.

Los puntos bajos están en las escenas de acción, con algunos recursos de cámara sin propósito aparente, así como mal manejados flashbacks, en la mayoría de ocasiones subrayando la niñez de la reportera, poco menos que innecesarios (¿hay que tener ascendencia mexicana para entender el drama de estas mujeres e indignarse con su situación?).

 

bt55

 

La resolución de la trama es torpe, apresurada y carente de interés. La película ya terminó hace rato, cuando nos dimos cuenta que lo que le sucedió a Eva va a seguir sucediendo y nadie va a pagar por ello. No era un desenlace feliz, y la muerte gratuita del asesino no contribuye a hacerlo menos trágico. ¿Funciona como película, como thriller de suspenso? Debo decir que no muy bien. ¿Cómo vehículo informativo y de denuncia? Absolutamente.

 

Gonzalo Del Carpio Bellido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s