Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Una Guerra de Película


 

tcartel-de-ropic_thunder

 

Ben Stiller – Una Guerra de Película (Tropic Thunder, 2008)

 

La carrera de Ben Stiller como actor es de lo más interesante: quizá uno de los comediantes más importantes de Hollywood, ha sabido crearse un equilibrio entre películas no siempre muy logradas (las dos películas de Los padres de mi novia) con proyectos mucho más propios, trabajando a gusto con sus otros amigos (Mi novia Polly, Dodgeball). Salidos de las canteras de Saturday Night Live, Stiller también se ha dado tiempo para trabajar con algunos directores más serios, como Neil LaBute (Tus amigos y vecinos) o Wes Anderson (Los excéntricos Tenembaum).

 

La película anterior de Stiller como director, Zoolander, era una película que miraba el mundo del modelaje masculino de forma irreverente, burlándose de cada uno de los tics y de las convenciones más reconocidas en ese mundo. Zoolander mostraba a un director inteligente, que sabía mirar muy bien el mundo en el que se metía, aprovechando cada situación o cada estereotipo al máximo.

tropic-thunder1

 

 

Ahora Stiller vuelve tras las cámaras con Una guerra de película, una película que observa a Hollywood, a sus formas de producción, a los tics de sus actores, pero todo llevado a una décima potencia, llevado al límite y a la exageración. La cinta nos presenta la historia de cuatro actores, muy distintos entre sí (un héroe de acción, un rapero, un cómico y un actor serio), reunidos en al producción de una película de guerra. Todo esto controlado bajo las órdenes de un productor desquiciado, al que sólo le importa ganar dinero. Poco a poco, los actores se darán cuenta que la producción se les ha salido de las manos y que no están filmando, sino por el contrario, luchando en una guerra real de la cual tendrán que salir bien librados.

 

Para comenzar, Stiller es un tipo inteligente que sabe muy bien donde mirar. Es así que crea personajes que representan varias vertientes del Hollywood actual: el actor de acción venido a menos, el cómico que quiere cambiar, el rapero que quiere que se lo tomen en serio y el actor artie, que maneja todos los tics del actor´s studio.

 

tt

 

 

A partir de estos personajes, Stiller crea un concepto de Hollywood, una mirada hacia lo que es el Hollywood de hoy día, y se burla de eso: no sólo exagera los tics del actor artie (genial Robert Downey Jr), sino que convierte al rapero en gay, al cómico en un heroinómano absoluto y al actor de acción en alguien que, de pronto, comienza a hacer papeles de retrasado mental.

 

Stiller, sin embargo, no crea personajes de cartón: les da motivaciones, razones, lógicas: sus personajes se burlan del estereotipo sin caer en él, lo que le permite a la película que el humor resulte más efectivo. Lo mismo se puede decir del personaje del productor, muy bien interpretado por Tom Cruise: Stiller, a partir del estereotipo, crea un personaje exagerado, pero que tiene peso justamente porque sus exageraciones resultan lógicas y creíbles.

 

tt3

 

 

De la misma manera, la película tiene una mirada muy clara sobre los métodos de producción que se maquinan últimamente en las cintas de Hollywood. La noción del reality show o reality movie es la manera que encuentra Stiller para meter a sus personajes en las situaciones más complicadas. A partir de la idea del reality, Stiller construye su película, complicando la historia, transformándola en una aventura cómica que va cobrando tonos cada vez más delirantes.

 

La puesta en escena sabe cuando descansar y cuando acelerarse: el humor verbal (como la  escena de la fogata, con Jack Black colgado) es muy importante como también lo es el humor físico, sobre todo expresado en la parte final). Stiller sabe en que momentos descansar y en que momentos acelerar, sabe cuando dejar que sus personajes muestren sus tics y cuando hacerlos pelear. El director entiende que para que la acción retome con fuerza hay que hacerla reposar, y es así como va generando la comedia.

 

tt4

 

 

Una guerra de película derriba mitos: crea una visión de Hollywood en donde los actores son inconformes con sus carreras y buscan cambiarlas, donde los productores son seres insensibles sin la menor preocupación por sus estrellas, donde los héroes de Vietnam son simples individuos que mienten. Y todo esto mezclado en una comedia cuya base es la exageración con la intención de burlarse de las imágenes, de los mitos, de las historias que se cuentan. No es poco lo que ha hecho Ben Stiller. 

 

 

Por Rodrigo Bedoya

Anuncios

Una respuesta

  1. ezequiel

    ya la he mirado esta pelica y esta muy buena gracias chau

    agosto 5, 2009 en 8:08 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s