Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Todo Queda en Familia


 

btdkyad1 

 

Sidney Lumet – Relaciones Peligrosas (Before The Devil Knows You Are Dead, 2007)

El dinero transforma a la gente. Por su carencia, llegamos hasta a matar. O también robar, como en el caso de Relaciones peligrosas (Before the devil knows you’re dead, 2007), la más reciente película del veterano Sidney Lumet. El problema consiste en que un robo, con un poco de mala suerte, puede provocar un asesinato.

 

El argumento es la siguiente: los hermanos Andy y Hank Hanson (Phillip Seymour Hoffman e Ethan Hawke, respectivamente) necesitan dinero por distintas razones. A Andy, el mayor, se le ocurre asaltar el negocio de los padres, una joyería. El plan consiste en entrar, tomar las alhajas e irse. Conocen el lugar, saben la rutina, nada más sencillo. El seguro cubrirá las pérdidas, nadie saldrá herido. Un trabajo simple, sin ningún perjudicado.

 

btdkyad1

 

 

Sin embargo, algo resulta mal, y ahí empieza la película. El relato emprende un viaje al pasado, a los días que precedieron al atraco, desde las múltiples perspectivas de los implicados en los hechos. Entonces, lo que parecía un thriller se transforma en un drama de familia.

 

Porque justo da la casualidad que quien atendía la joyería ese día no era la dependienta de siempre, sino Nanette Hanson, la madre. Porque Hank se acobarda a la hora de robar la tienda y decide reclutar a un matón conocido suyo, que no duda en disparar a la anciana cuando se ve amenazado.

 

 

btdkyad2

 

 

De la reconstrucción de los momentos previos al crimen se pasa a la descripción de las tortuosas relaciones familiares. Resentimientos, remordimientos, infidelidades, adicciones emergen poco a poco a la superficie. Nunca importó descubrir a un asesino, eso queda claro, pero tampoco interesa demasiado hallar las causas inmediatas del homicidio.

 

Después de todo, nadie mataría a su madre. El propósito de fondo de Lumet reside en mostrar cómo aquel acontecimiento, aquella situación extrema, resquebraja a las personas. Su intención radica en explotar al máximo la desesperación de sus personajes.

 

btdkyad3

 

 

De esta manera, gran parte de la responsabilidad del film recae en los actores. La relación de los hermanos termina por convertirse en el tema principal. Mientras que, por un lado, Andy es egoísta y sólo en apariencia frío y calculador, Hank resulta pusilánime y dependiente de su hermano mayor. Pero ambos coinciden en su incapacidad para manejar la situación: Andy se descontrola y se deja arrastrar por un alud de violencia, y Hank se auto-anula, simplemente no hace nada. Poco a poco, ambos caen a su manera en el abismo de la desesperación.

 

Si bien los aciertos de Relaciones peligrosas parten del empleo funcional de un artificio narrativo, pues de no haberse contado la historia a la inversa, nunca se hubiera logrado la sensación de thriller y drama al mismo tiempo, o de thriller que se transforma en drama, no debe dejarse de lado la multiplicidad de perspectivas con que la historia se cuenta. Porque este recurso permite profundizar en las psiquis de los personajes. Saber que cada cual tiene sus propios problemas y que se presentan en simultáneo los independiza, les aporta una cierta individualidad.

 

btdkyad4

 

 

Una individualidad coral, no obstante, pues todos se encuentran fuertemente ligados, se despliegan bajo la mirada del otro. El thriller se torna drama familiar precisamente porque la investigación se restringe a esos límites. La atmósfera, la tensión, el suspenso propios del primer género se mantienen, sólo que dentro del terreno de las relaciones familiares, lo que da como resultado el segundo género. Por ejemplo, el padre quiere vengar el asesinato de su mujer, pero los homicidas son sus propios hijos. Un espacio cerrado.

 

En Relaciones peligrosas dos géneros se funden. Por eso produce impresiones contrapuestas, en las que reside justamente su mayor atractivo. Todo queda en familia. Incluso el crimen. Su director cuenta la historia de atrás para adelante, desde distintas perspectivas.

 

btdkyad5

 

 

Sin embargo, no se trata de desorden, sino de la manera requerida para mostrar también ese correlato, el personal, en el que vive cada uno de sus personajes, recurso que finalmente lleva a que el film trascienda el thriller, que explore otros aspectos de las relaciones humanas que el suspenso deja de lado.

 

Con el único mecanismo de narrar de otra manera, pues los caminos tangenciales, sea atajos o rodeos —o como en este caso, la emprendan en retroceso—, presentan la propiedad de mostrar eso que no se ve, de develar lo que sea que sorprenda, de mostrar el lado humano del misterio.

 

btdkyad6

 

 

Un Sidney Lumet que se extrañaba, y que ya tiene 84 años, gran parte de los cuales ha dedicado al cine. Por cierto, nadie habla de vejez, sino de experiencia. Relaciones peligrosas lo demuestra. La presencia de una mano firme, que manipula y trastoca géneros, pues ha crecido con ellos, se siente a lo largo de los 117 minutos de proyección. En muchos aspectos, su último trabajo funciona como una lección de cine. Únicamente queda observar atentamente, y aprender. Porque más sabe el diablo por viejo que por diablo.

 

Por Eugenio Vidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s