Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

policía, corrupción y una buena película


 

 

Jose Padilha – Tropa de Elite (Tropa de Elite, 2007)

 

José Padilha, director de Tropa de Elite, nos conduce por los caminos de la mafia, de narcotraficantes, de la policía corrupta y salvaje y también por deseos sexuales tímidos pero intrépidos. Todo esto contiene este filme brasileño con sello creativo y muy potente que gracias a alguna iluminada mente, aparece en nuestra cartelera.

 

Con voz en off, los pensamientos y reflexiones de un policía exagerado, crudo y valiente, la película nos va sumergiendo en la oscuridad no sólo de la noche, sino también de la intrínseca realidad. La palpable naturalidad nos acongoja y sobrecoge. La sangre salpica a la pantalla y nos convierte al final, en un testigo de las más crueles luchas en contra de la ignorancia y la maquiavélica masa joven perdida entre sus sueños y su alucinación.

 

 

 

Con caracterizaciones potentes y veraces, Tropa de Elite prepara una historia fluida, llena de sudor y cansancio. La terrible ignorancia por parte de los policías y narcotraficantes se mezcla en un hedor del cual parece ninguno de los dos saldrá.

 

La historia se centra en el año 1997, fecha en la cual el Papa Juan Pablo II visitó Rio de Janeiro.  La ubicación desde la cual el Papa haría su discurso, se encontraba cerca de una favela. El capitán Nascimento de BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales) es nombrado para que asegure el perímetro, semanas antes de dicho  discurso, de vendedores de droga, consumidores, y otros delincuentes.

 

 

 

Ganando 14 premios importantes como el oso de oro en el Festival de Berlín, la película Tropa de Elite consigue entrar en uno de los submundos y temas más arriesgados. La valentía de plasmar la lucha entre el bien y el mal, quiero decir, entre la policía especial y el contrabando y narcotráfico,  que es casi como jugar con un cuchillo de doble filo. ¿A quién favorecer? ¿Por quién inclinarse? ¿Hacia dónde inclinar la balanza?

 

Muchas veces, tenemos que orientar nuestra perspectiva hacia uno u otro lado. La objetividad muchas veces no existe. Jose Padilha logra equilibrar todo este sentido. La policía no siempre es buena, los narcotraficantes, muchas veces se muestran como víctimas de la sociedad y de la vida.

 

 

 

En este sentido, el director se muestra preparado y asimila todo lo que eso requiere. La investigación en esta parte es importante. Podríamos entonces, calificar esta película como un pequeño pseudo-documental que narra la desastrosa y cruel forma de aniquilar y desarraigar la venta de drogas. Asimismo, convertirnos en cómplices de jóvenes que, en muchas ocasiones, están metidos en el laberinto por el simple hecho de haber nacido en lugares podridos.

 

En todo caso, la excusa para una u otra cosa es mala pero es real. La justicia en muchas ocasiones ha cobrado vida de gente inocente. Eso lo podemos apreciar acá. No sólo vida de narcos o drogadictos, sino también de gente con sueños e ideas liberadoras que, a causa de una ya devastada realidad, se dan por vencidos y caen en las redes de las consecuencias. Consecuencias extremas.

 

 

 

Describiendo algunos de los estilos del director, es inevitable pensar en que al director, le ha sido imprescindible recordar la película del maestro Stanley Kubrick con su “Full Metal Jacket”. La preparación para la vida militar es fuerte. Quién no lo sabe. Pero la preparación para la vida militar dentro de las fuerzas especiales, que son destacados para alguna labor específica, eso requiere mayor esfuerzo y sacrificio. Quizás un sacrificio absolutamente trillado y jalados de los pelos, pero, según algunos registros cinematográficos, como la película antes mencionada, pueda ser posible. Al menos, lo digerimos con la mente más abierta. Es así como observamos que Neto (Caio Junqueira) y Matías (André Ramiro), ansiosos por entrar en acción e impresionados con la eficiencia de sus salvadores, en un enfrentamiento en las favelas, postulan al curso de formación de la Tropa de Elite.

 

La preparación es un absoluto y completo abusivo. Exageración tras exageración. Formar a los alumnos con los índices más voraces y sangrientos para poder soportar, según los antiguos oficiales, los trotes de la vida en las peligrosas calles de Brasil. Según algunas declaraciones del director José Padilha, “todo el mundo en Brasil odia a la policía y la gente enloqueció (al ver la película). El BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales) se vio reflejado en la película y trató de impedir el estreno”.

 

 

 

En cuanto a la problemática de su película, de la policía  y de Brasil, sostiene que “la policía en Brasil coge a gente sin formación, con un sueldo de 500 dólares al mes y una pistola. El resultado de esas reglas es que de 40.000 policías, 30.000 son corruptos. Toman la ideología de la violencia para poder sobrevivir a su contexto. Esta gente tiene que pensar que es más fuerte que nadie, aunque eso les lleve a la tortura”.

 

También habla de las clases sociales. Tropa de Elite toca cada uno de estos subtemas que rodean a la policía y a la corrupción. El director Padilha añadió que “hay mucha hipocresía en Brasil. Si eres de la clase media, como yo, los policías te tratan de manera diferente (a comparación de la gente de clase baja). Si la clase media sufriera las mismas consecuencias que la clase baja, ya habría buscado una solución”.

 

 

 

Son temas que apreciamos visiblemente en toda América Latina. Es así cómo ésta película gana terreno no sólo ante los ojos de los espectadores, que se ven reflejados en el tema coyuntural de su país, en ésta ocasión, en el nuestro,  sino también, ante la mirada de críticos y sociólogos pues esta gran película nos conduce por senderos firmes e interesantes. Una buena película digna de ser vista. Una buena dirección y producción, con una temática interesante de analizar.

 

Por Paco Pulido Spelucín 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s