Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

amor en la ciudad


 

Michael Patrick King – Sexo en la ciudad (Sex and The City, 2008)

 

 

La adaptación cinematográfica de Sexo en la ciudad (Sex and the City, 1998-2004), estrenada este 2008 en medio de la decepción general de sus seguidores más asiduos, es una cinta superficial y vana, toda una celebración del glamour menos políticamente correcto sin nada de la exploración de la sexualidad femenina que, estereotipada o no, reflejaba una suerte de rejuvenecida liberación social en la pantalla chica.

 

Todo lo cual, no obstante, permite que el espectador medio se libere a su vez de prejuicios inoportunos y responda ante la fresca, aunque probablemente insustancial, versión que de las correrías de Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker en el papel de su carrera) y compañía ofrece en esta oportunidad la gran pantalla.

 

 

 

 

Carrie y su novio eterno, John James Preston, mejor conocido como Mr. Big, deciden mudarse a residir juntos de una vez por todas, en un departamento de ensueño que Mr. Big le obsequia en una de las más prósperas zonas residenciales de la Gran Manzana, después de lo cual una tan sorpresiva como nada romántica proposición matrimonial conduce a Carrie a la felicidad apresurada de muchas de las cosas que empiezan mal.

 

Sus mejores amigas reciben con alegría común la noticia, aunque con cierto matiz que pretende revelar las diferencias entre sus personalidades tan uniformemente independientes — así como el principal giro melodramático de la trama.

 

 

 

 

Charlotte York (Kristin Davis) es la menos complicada de las tres, con una relación estable cuyo problema único parece ser a la larga una fruslería: uno de esos casos de infertilidad que tienen casi el deber de ser resueltos hacia el final en este tipo de películas.

 

Miranda Hobbes (Cynthia Nixon, la niña hippie de Little Darlings, protagonizada por la gran Kristy McNichol en 1980) es un poco más interesante: más aparentemente calmada que el resto, con un temperamento, sin embargo, que la impulsa a actuar con intransigencia extrema ante la infidelidad de su marido, un evento que echará una sombra realmente alargada sobre las secuencias del filme, cuando éste no semeja un video de dos horas de MTV auspiciado por la revista Cosmopolitan o un comercial descarado de las firmas conspicuas del mundo de la moda y del estilo de vida del jet set.

 

 

El cuarteto lo cierra, cómo no, la despampanante y desinhibida Samantha Jones (Kim Cattral, también en el rol por el que será por siempre recordada), la verdadera figura central o encarnación concreta del sentido de la serie original, un ideal feminista equilibrado y genialmente cómico, que en la película continúa robando escenas y provocando rubores a propios y extraños, pero cuyo saludable significado se halla peligrosamente diluido por el contexto distinto, casi incongruente de la propuesta fílmica. Su reacción a la noticia del matrimonio de Carrie es la nota discordante y realista que se esperaba de ella, aun cuando lo que sigue sólo hace ver su conducta como un cliché sin mayor propósito.

 

Tal es el precio, en esencia, no sólo de llevar una producción tan exitosa como Sexo en la ciudad a los límites pródigos y magnificadores del ecran, que a priori luce como un ambiente ideal para sus notorios argumentos, sino también (y particularmente) de efectuar una metamorfosis que la convierte en una especie de reflejo deformado de sí misma.

 

 

 

 

Película con vocación reaccionaria y enteramente teñida de un aire de folletín rosa que hace fracasar su relación con sus orígenes televisivos, Sexo en la ciudad cuenta con una agradable — y omnipresente — banda musical, un guión entretenido y una inteligencia muy ocasionalmente notable y fuera de lugar. Atención a Candice Bergen, la mismísima Murphy Brown, en nostálgica aparición.

 

Por Christian Doig 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s