Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

en un basurero llamado… tierra


Andrew Stanton – Wall·E (Wall·E, 2008)

Wall-E, de Disney-Pixar, no sólo presenta una historia de amor sino también un mensaje a la humanidad del cuidado de nuestro planeta.

La humanidad sufre un terrible cambio por la falta de responsabilidad y la invasión de la tecnología. Cada vez, los humanos empiezan a realizar menos actividades físicas teniendo más accesibilidad al mundo virtual y dejando la naturaleza a un lado.

La contaminación empieza a aumentar y la basura crece en grandes proporciones. Ante eso, aparecen los robots “Wall” que tienen la misión de tomar la basura y disminuirla. Sin embargo, el trabajo de los “Wall” no es suficiente ante la falta de reciclaje de los humanos y su gran pereza. Esto conlleva a la desaparición del reino vegetal y animal, convirtiéndose en un planeta tóxico e inhabitable.

 

 

Ante la desesperación e inutilidad que posee la raza humana, deciden los líderes mundiales en evacuar el planeta, llevándose a todos los habitantes sobrevivientes a una inmensa nave espacial para que puedan disfrutar la vida de la tecnología hasta que el planeta se reponga.

La historia de “Wall-E” empieza luego de 700 años de lo explicado anteriormente. Este pequeño robot, que tenía la misión de reciclar la basura de la Tierra, no había sido desactivado siendo el único ser que se desplazaba en la tierra, aunque también existía una cucaracha sobreviviente de la intoxicación del planeta.

 

 

Este robot, que poseía inteligencia artificial, sentía cada día más el deseo de encontrarse con algún compañero; pues sentía la soledad como si fuese un ser humano. Sin embargo, luego de años, una nave de investigación aterriza en el planeta dejando a un nuevo robot, con una inteligencia artificial más avanzada, llamada “Eve”. Wall-E se siente muy atraído por el nuevo visitante y piensa que podría ser su pareja, a la que ha esperado con tantas ansias.

“Eve” tenía la misión de recuperar algún rastro de vida, en especial: la vida vegetal. Se sabe que si hubiese vida vegetal, habría oxígeno y la humanidad podría sobrevivir. Por suerte Wall-E poseía un espécimen vegetal (una pequeña planta) por lo que Eve lo recoge y regresa a la nave donde se hallaban los humanos.

 

 

La retirada de Eve hace que Wall-E vaya tras ella y recuperar a su verdadero amor para liberarlo de la soledad que ha tenido en la Tierra durante tanto tiempo.

Esta película, siendo para un público joven, posee muchos mensajes de la destrucción de nuestro planeta que ha sido generado por nosotros mismos. Entrega claramente la falta de cooperación de la humanidad al no poder cuidar el planeta y estar saturados de la era digital olvidándose de la salud y el cuidado del reino animal y vegetal.

 

 

En muchas escenas presentan actividades del “hombre del futuro” ante la invasión tecnológica. Se puede presenciar, por ejemplo, el aumento masivo del chat y considerándose este tipo de comunicación como la única forma de poder conversar. El aumento de robots que mantienen la comodidad de los humanos y  la falta de ejercicio y movimiento del cuerpo, ha hecho que las personas se vuelvan obesas y no tengan la posibilidad de hacer cosas por sí mismas, pues requieren la ayuda de un robot para poder levantarse, traerles la comida o presionar un botón.

Cuando los humanos pierden un programa (como en el caso de la chica que pierde su sistema para poder “chatear”), empiezan a experimentar nuevamente la vida social sin la necesidad de la tecnología. En el caso de la chica que pierde parte del sistema de su silla, vio que había una piscina en la nave; en la cual nunca se había dado cuenta  sabiendo que ha estado viviendo durante toda su existencia en el espacio. Igualmente ocurre con el capitán del navío, que empieza a conocer los elementos que poseía la tierra antes de su intoxicación y abandono. Por consiguiente, el capitán se enamora del planeta y no espera ni un segundo más en regresar para poder reconstruirla de nuevo, evitando los mismos errores que ocurrieron hace 700 años.

 

 

Este filme, como muchos que ha realizado Disney, tiene un humor sano y una historia de acción, aventura, romance y un mensaje para el público espectador. Sin embargo, el ambiente en el que se desarrolla, presenta una cruel realidad de la humanidad si es que no se sabe cuidar los elementos que la Tierra nos entrega.

 Francamente, el mensaje es muy importante para todos los espectadores. La contaminación es un problema para toda la humanidad y se debe luchar para poder cuidar al planeta donde hemos nacido y crecido. Además, huir de nuestros problemas puede generar mayores problemas en el futuro por lo que se debe estar consciente de lo que se hace y luchar para obtener una respuesta positiva y no dejarla de lado.

 

 

Sin duda, Wall-E de Disney-Pixar ha presentado un gran éxito para los niños que, con la gran animación 3D y la sinopsis, ha colocado en nuestras mentes y en las generaciones siguientes un mensaje para poder vivir felices en la Tierra: Cuiden el planeta.

Por Luis Augusto Venegas Gandolfo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s