Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Hancock: el héroe antipático


 

Peter Berg – Hancock (Hancock, 2008)

Hancock es una manera nueva de ver el género de los superhéroes – al menos al principio. Este es un caso de publicidad engañosa: el producto final dista mucho de ser la comedia vulgar que prometían los avances. Eso no quita que la película sea entretenida, pero pudo haber sido más.

 

Al menos, es algo seminovedoso dentro de un género que ha cobrado tanta popularidad en los últimos años, que ya corre el riesgo de repetirse (menos mal Iron Man y The Dark Knight han evitado esto y más bien lo han revitalizado).

 

 

Hancock es un tipo con superpoderes, pero Superman no es: borracho, apático, insensible y vulgar, no quiere ser protector de nadie y nadie lo quiere cerca. Un cretino de primera, y aún así nos reímos cuando manda al diablo a todo el mundo o agrede a chiquillos que le dicen “cabrón” (Cuenten cuantas veces se repite esa palabra); y esto porque su intérprete es Will Smith, un actor que derrocha carisma, aún haciendo de imbécil.

 

Sin embargo, si viste el avance, prácticamente ya viste toda la comedia que tiene el film; de repente se vuelve un drama existencial, con Hancock cuestionándose sus orígenes y su lugar en el mundo. Es un buen concepto – un héroe solitario cuya única debilidad es justamente acercarse a la que se supone es el amor de su vida – pero el guión deja bastantes aspectos en el aire, sin profundizar demasiado.

 

 

Se entiende porque lo hacen, si no fuese por los giros que se suceden a la media hora Hancock sería completamente intocable y por más divertido que sea ver a alguien destruir todo a su paso, en algún momento se le tiene que presentar un obstáculo o la cosa se pone aburrida; pero no hay manera eficiente de comunicar el origen épico y milenario de este personaje en menos de una hora, dejando muchas interrogantes en el aire y con un “villano” de última hora que no logra intimidar a nadie.

 

Por cierto: no creo estar matándole la sorpresa a nadie; basta con ver las reacciones de Charlize Theron desde su primera escena para saber que está escondiendo algo relativo al pasado de Hancock; y el avance no hace un buen trabajo de disimular sus giros. Lo cierto es que luego de éstos, el registro de la película cambia completamente.

 

 

El mayor problema de Hancock es no saber bien que quiere ser. Por un lado, es una comedia sobre un superhéroe vulgar y antipático, que tiene la genial idea de enfrentarlo al más incapacitante de enemigos: la opinión pública. Es tema para una sátira: ¿Cómo te enfrentas a la gente que proteges luego que has destruido todo su hogar? Uno nunca ve a Superman pidiendo disculpas por destruir la mitad de Metrópolis en plena pelea con algún villano superpoderoso, pero a Hancock no le queda otra salida que hacer caso a los consejos de un inocente relacionista público.

 

Al mismo tiempo, es una película de acción dramática sobre un tipo especial que busca su lugar en el mundo. La pirotecnia de rigor está en su sitio, pero es lo de menos; se nota que le querían dar importancia al personaje de Hancock, pero no les alcanzó el tiempo; es un film que cómodamente pudo durar dos horas y te deja con gusto a más.

 

 

Entonces, ¿es comedia o drama? Las dos cosas y ninguna llega a cuajar lo suficiente. La película se mantiene entretenida, más que nada por el carismático Will Smith y por la oportunidad de ver a un héroe muy distante de lo que los cómics suelen mostrar, aún si no pasa mucho hasta que el borracho volador se transforma en el típico bienhechor disfrazado que no estaría sobrando en las páginas de alguna revista de Marvel. (Y mucho más cercano al Will Smith que ya todos conocemos) Es divertida, pero perfectamente olvidable, como todo blockbuster de temporada.

 

Sólo faltaba desarrollar un poco más sus ideas – que ciertamente prometen – y hubiese sido otro gran acierto en el género del cómic, que de por sí ha madurado bastante este año.

 

Por Ernesto Zelaya Miñano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s