Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Postales románticas, y nada más


 thepaintedveilposter.jpg

John Curran – Al Otro Lado del Mundo (The Painted Veil, 2006)

Es un dramón sin mayores complicaciones a nivel argumental. De hecho, Al otro lado del mundo, un remake de la versión de 1934 protagonizada por Greta Garbo, posee todos los ingredientes para enganchar: historia de amor con final triste, ambientación de época, impresionantes escenarios naturales y un par de actores físicamente atractivos, Edward Norton y Naomi Watts, que participan también como productores del filme. Pese a estos componentes, hay que reconocerle –en estos tiempos donde la fugacidad es un valor inapreciable para muchos– al director del filme, John Curran, cierta habilidad para despertar algún interés en los 120 minutos que dura la película, aunque no es suficiente.

En plenos años veinte, Walter (E. Norton) y Kitty (N. Watts), un joven matrimonio británico residente en el puerto chino de Shangai, está a punto de romperse por un problema de infidelidad. Entonces, en una región azotada por el cólera, la pareja reconstruye gradualmente su vínculo emocional.

041.jpg

Se puede creer en el segundo tiempo que Walter y Kitty se dan en una China convulsionada políticamente, pero surge la pregunta: ¿por qué el director eligió un esteticismo de postal para decorar el resurgimiento afectuoso de una pareja que se juega la vida en un país desconocido y lejano? ¿Por qué se limitó al acartonamiento cuando pudo haber surgido de ese matrimonio en crisis una apreciable espontaneidad sentimental?

No hemos leído la novela de William Somerset Maugham en la que se basa la película, pero sospechamos que la adaptación de Curran, discreta como es, no le hace mucho favor al escritor británico. Parece que al cineasta le ganó ese gusto por la adaptación grandilocuente y superpuso la dirección artística a la vida de sus personajes, como suele ocurrir en los largometrajes del soso y académico Anthony Minghella.

09.jpg

Sorprendentemente, el registro de Al otro lado del mundo es diferente a La tentación, la anterior película de Curran –que pudo verse en Lima hace dos años– donde las fisuras de las relaciones humanas son mostradas desde una perspectiva más aguda, y con menos presupuesto.

Alonso Izaguirre

*Publicado originalemente en Perù 21.

Anuncios

Una respuesta

  1. Robinson

    …….. tan solo desprende una calidez magicamente ?

    que traspasa con un sublime suspiro

    el corazon……….

    ROBINSON,CHILE

    diciembre 26, 2008 en 10:58 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s