Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Amor Fatuo


 manualposter.jpg

Giovanni Veronessi – Manual de Amor (Manuale d’Amore, 2005)

El amor como una charada pueril y bobalicona. El amor como una experiencia disminuída, anecdótica, cercana a ese espíritu light que parece ser el signo de estos tiempos. El amor como discurso de lo hueco y trillado. El amor como una operación elemental de sumas y restas. El amor como mero trámite hacia el despiste obvio y la reflexión pacata y menor. De lejos el amor en este manual sólo funciona a modo de carnada para tentar la condescencia y la broma chata. Con la sutileza de un panfleto, la película pasa revisión a las altas y bajas de las relaciones amorosas con una superficialidad que se mantiene de principio a fin y que acondiciona de alguna manera su discurrir monótono y, sobretodo, sus resoluciones abruptas y fuera de lugar. A toda costa evade las complicaciones del tema, como si le diera la espalda a cualquier atisbo dramático real, para centrarse en una perspectiva más bien ñoña de la materia y remarcar su aire desfasado y tristemente ingenuo. Que haya sido un éxito de taquilla en su país no resulta extraño, pero que ya se haya estrenado una segunda parte no deja de ser una señal excluyente acerca de sus aspiraciones concretas. Por otro lado, si se puede aplicar cierto parangón con las comedias italianas de los setenta esto es gracias a la oralidad y gesticular demandante que muestra cada personaje y a la picardía trabajada en clave menor, pero ello no basta para emparentarse con una tradición célebre por su veta corrosiva, su humor frontal y su temática provocadora y adulta.

manual1.jpg

La cinta está dividida en cuatro episodios, los cuales intentan ser una suerte de fresco de las etapas más comunes por las que que atraviesa una pareja. El flechazo feliz y los desconsuelos se dejan ver en cantidades proporcionales, se conjugan y desaparecen de acuerdo a la inspiración del guión, porque aquí lo que cuenta son los enredos, los continuos gags y disfuerzos que han de perpetrar los involucrados para llevar a buen puerto su cruzada romántica. Por ejemplo, en la primera serie titulada El Enamoramiento Tommaso (Silvio Muccino), el protagonista, enrumba sus coqueteos a punta de oficio y de una perseverancia que llega por ratos a molestar. Por supuesto eso no impide que sus maniobras terminen por cautivar a la muchacha en cuestión, pues la fórmula que incluye acciones alocadas y alucinante desparpajo sentimental ha sido aplicada con ese rigor que en todos los demás sentidos el filme echa de menos.

manual2.jpg

Lo mejor viene con La Crisis. Se trata del retrato sobrio de un matrimonio venido a menos, estancado e inseguro de su porvenir. El clima de tensión e indiferencia se deja sentir gracias a un par de escenas bien trabajadas (la cena en la casa de los amigos, la discusión en el auto) y, sobre todo, al tono tragicómico que prevalece en la acción y que le otorga, a la larga, una cualidad acaso impensada: la incertidumbre de no saber en qué acabará la historia. Justamente, el capítulo acierta cuando evade las explicaciones y simplemente se ocupa de registrar ese hastío que lleva a los esposos, por lo menos, al cuestionamiento. Margarita Buy y Sergio Rubini crean un dueto exasperante, renegón, algo desgastado en el tramo final, pero verosímil en todo momento.

 manual3.jpg

Por los títulos, los últimos dos episodios, La Traición y El Abandono, hacen presumir el lado más negro y peliagudo del ciclo afectivo. Una guardia de tránsito vengativa y un médico maduro transitan por el terreno de la decepción, sin presagiar que el bendito destino les otorgará una revancha. Lamentablemente, en ambos casos, el cuento acaba convirtiéndose en caricatura, en sketch trazado de manera gruesa, abominable y elemental como aquellos que pueden verse en cualquier sitcom gringo. No existe el interés de ahondar ni regatear absolutamente nada. La premisa del director, Giovanni Veronesi, parece enfática: Cupido lo puede todo . Y esto porque a las finales de lo que trata este Manual de Amor es sobre cómo hacer un producto complaciente, rosa, ordinario, recatado, con las ataduras de antaño, que caiga simpático y no ofenda nadie. En resumen, un libro de autoyuda perfecto para olvidar después de revisarlo.

Jaime Akamine Kina

Anuncios

2 comentarios

  1. ¨Por favor quiero ver esta pelicula manual del amor donde puedo conseguirla ayudenme ,,donde comprarla ,,,,

    NO LA CONSIGO POR NINGUNA PARTE AQUI EN BOGOTA , NI ALQUILADA NI COMPRADA

    enero 14, 2009 en 10:18 am

  2. Anónimo

    Nelly, me imagino que la manera más segura de conseguir Manual de Amor es comprarla por Amazon.com o ebay. O bajártela de internet vía emule. Ojalá que te puedan servir mis consejos. Saludos desde Perú.

    César Guerra Linares
    (Codirector y Coeditor del blog)

    enero 14, 2009 en 11:18 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s