Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Una Sombra al Frente


una-sombra-al-frente-1.jpg

Augusto Tamayo San Román – Una Sombra al Frente (2007)

Una sombra al frente, La última película de Augusto Tamayo, fue el film peruano que más expectativas despertó en el marco del festival limeño. Estuve en su estreno y doy constancia de esa premisa: estreno a sala llena, entusiasmo casi desbordante y reunión familiar para su visionado. Creo yo, la única película que convocó público de todas las edades.

La pantalla mostraba los créditos mientras yo sufría un conflicto interno sobre la realidad de nuestro cine (su público, sus intérpretes y, sobre todo, su presente) provocado por la aprobación de una considerable mayoría. Efervescentes aplausos y frases juiciosas como “excelente película” , “muy bonita”, etc. iban en contraste con mi apreciación final. Motivos que intentaré dilucidar a continuación.

Enrique Aet (Diego Bertie) es un ingeniero aristócrata constructor de caminos, cuya mayor ambición es la misma – qué casualidad- que la del (los)gobierno(s) de turno: la comunicación con el oriente amazónico peruano.

una-sombra-al-frente-3.jpg

Su adjudicación del premio CONACINE despierta suspicacias, mas no sorpresas, pues como entidad del Estado premia (en su mayoría) proyectos con discursos patrioteros subliminales como éste, donde nos tipifica al ciudadano ejemplar, ahora pretérito, como el señor Aet, quien comparte las mismas ambiciones que los gobiernos de turno y, en favor de éstos, sacrifica sus impedimentos sentimentales como la familia, la paz y el amor. Una sombra al frente nos enrostra la culpabilidad del subdesarrollo del país -somos el rebelde y ‘desorientado’ Oswaldo Aet quien encuentra trágico final por sublevarse al poder. Recalca, también, nuestra inoperancia, y actos contraproducentes, en pro de un futuro progreso… Un lavado de manos audiovisual del Estado para con su pueblo, que no es culpable pero tampoco inocente. Ésta es una película de encargo de CONACINE (del Estado) para Tamayo; encargo que regresa a la realización a un descontinuado director, que había aceptado la docencia como consuelo en épocas de (infortunadas) apariciones.

una-sombra-al-frente-4.jpg

La historia es sugerente, pero eso no es lo que convoca masas (en nuestro país y en ninguna parte del mundo). Esa incertidumbre es ocasión pertinente para aplicar las técnicas del mainstream cholo; como la explotación del único catálogo de actores nacionales para telenovelas traducido al cine, personalidades figurantes sin ton ni son sólo para atraer a sus diversos admiradores prometiéndose la exhibición de sus talentos (promesa demagógica como los discursos de Estado que la patrocinan). Las intervenciones de Gassols como presidente, de Carlín como rival celoso y rencoroso, y un largo etc. (tan largo que abarca a todo el reparto) son totalmente gratuitas y descaradas como el póster del film, que anuncia -a toda luz- a esas celebridades como protagonistas de la historia. Manipulación desvergonzada de los (crédulos) visitantes irregulares de las salas, personas no entendidas ni interesadas en la crisis cinematográfica nacional, los cuales compran su boleto a cambio de ver a su figuretti preferido haciendo unas piruetas en pantalla. Así CONACINE asegura más receptores de su churrasco moralista, más apreciables sumas de dinero por la taquilla destinada a los irresponsables bolsillos ejecutivos.

una-sombra-al-frente-5.jpg

Una sombra al frente es errónea desde su concepción intelectual. Está pergeñada para la explotación de la banalidad y el aritilugio atrayento de lo pomposo, del blockbuster. Le deja el timón al contexto embelecedor de un Perú que ya pasó, que fomenta nostalgia y curiosidad retrospectiva. Este recurso es el camino recto y sin trabas hacia el fracaso, pues le encomienda al contexto funciones que no están en sus posibilidades desempeñar exitosamente. Tamayo -a pesar de ‘enseñar’ cine- no conoce la doctrina que profesa. “El hábito no hace al monje”, estribillo que ignora a pesar de sus años.

El melodrama fue la máscara perfecta para los despistados asiduos al relato lacrimógeno e incongruente, quienes se aboban con las bonitas fachadas, los vaivenes emocionales, y un rostro hermoso con cuerpo eróticamente fino como el de Vanessa Saba. Todo el buffet estaba servido para que el visitante irregular salga maravillado de la sala por el copioso presupuesto que se había derrochado, mas no por la mirada personal estética-expresiva de un realizador que ya no busca más que el reconocimiento de artesano detallista. Adjetivo que podría ser la inscripción sobre su lápida y única defensa contra sus, también, incosistentes colegas.

Tamayo busca explorar el pasado para ayudarnos a buscar identidad. Aclaración con la que justifica sus anacrónicos (e intemporales) relatos tanto en la puesta en escena como en lo argumental. Historias, ya, viejas desde antes que el cine pueda contarlas.

Aún así queda la expectativa, e ilusión, de una realización nacional que por lo menos valga lo que cuesta el boleto… El CCPUCP o los organizadores del festival aún me deben el reembolso.

John Campos Gomez

Anuncios

31 comentarios

  1. Hagan aquí sus descargos…

    agosto 21, 2007 en 4:01 am

  2. Sergio

    Me parece muy cargada tu crítica de mala onda.

    Te diré que al ver comentarios sobre filmes como el tuyo me hacen acordar que ingrata es la profesión del cine y cuanta fuerza y empeño hay que poner para que una película, sobretodo en un país como el nuestro, salga adelante.

    De verdad me parece una falta de respecto tu crítica hacia una persona que puede que no te guste como cineasta pero que merece el mayor de los respetos.

    Sergio.

    agosto 21, 2007 en 9:15 am

  3. Saludos Jorge no he puesto en cuestión la ética del Sr. Tamayo, sino su juicio para hacer una película tan telenovelesca como esa. Sin pretensión argumental ni creativa. Tan lineal y previsible como banal y repetitiva. Existen trabajos con menores presupuestos con mayor valor cinematográfico; la pomposidad de recursos no garantiza un buen acabado sino pretensión, muchas veces, maníquea. Película menor, como tantas del cine nacional, que no merecía premio alguno, menos aún como mejor película peruana. Forever de Heddy Honigmann es superior por donde se le mire. No atribuirle el premio CONACINE a UNA SOMBRA AL FRENTE sería una contradicción, ya que esa entidad posibilitó su realización completa.

    agosto 21, 2007 en 3:50 pm

  4. Disculpa….. Sergio

    agosto 21, 2007 en 4:24 pm

  5. Sergio

    John,

    Me parece que tu crítica debería ir directamente a los elementos que, para ti, hacen parecer este filme como menor y no tanto a los premios que ha recibido o compararla con una película como Forever, que no pertenece al mismo género ni ha sido realizada con el mismo presupuesto.

    Hacer cine fuera del Perú implica recibir un mayor presupuesto, con esto no quiero decir que sea el único factor necesario para hacer buen cine, pero ayuda mucho.

    Comparar a Heddy Honigmann con Augusto Tamayo es como comparar a Scorcese con Alan Berliner, no tienen nada que ver, lo único que los vincula es la nacionalidad.

    Sigo pensando que Augusto Tamayo se ha ganado el respeto de todos con su trayectoria y empuje y merece, como todos, estar expuesto a la crítica, pero siempre constructiva, y no intentar pelear con la única entidad que brinda apoyo económico al cine dentro del territorio peruano.

    agosto 23, 2007 en 8:01 am

  6. Hola Sergio
    Una sombra al frente es una pelicula menor por su linealidad y trivialidad, por sus escenas y personajes gratuitos, innecesarios para la historia narrada. Por el mensaje maníqueo e inocentón.
    El premio CONACINE se entrega a la mejor película peruana, y Una sombra al frente no lo es. No tiene los elementos necesarios para ser ganadora de algo. Si no habían películas competentes merecedoras de premios, pues debió obviarse ese rubro por este añomas no entregar premios por descarte, ni por compromiso. Una sombra al frente contó con un gran presupuesto, el cual fue despilfarrado…
    Y por si no has leído bien el artículo, te informo que ahí expongo mis motivos de desagrado con el film.

    Saludos

    agosto 23, 2007 en 4:14 pm

  7. Acabo de ver Permanent vacation, de Jarmush. Y eso es una oda a la pobreza y una cachetada al mainstream de grandes presupuestos.
    Si compare Una sombra al frente con Forever fue porque ambas son peruanas. La última merecía más el premio que la película reseñada. Saludos

    agosto 23, 2007 en 11:43 pm

  8. Sexy Beast

    Siempre para los críticos es muy fácil decir “está mal esto, aquello no convenció” y un enorme etcétera, pero ya quisiera verlos hacer algo, producir, organizar, preparar un rodaje, editar, postproducir, distribuir, pensar en la prensa y además en festivales. Para hacer una película acá tomas cuatro años de tu vida. Para hacer una crítica, bastan cuatro minutos.

    Lo justo, tío Tamayo.

    agosto 25, 2007 en 11:09 am

  9. Sergio

    He leido el articulo y no comparto tus motivos… Me parece que la crítica debe ser constructiva, llevar a algún lugar, no veo más que prejuicios y supuestos…por ejemplo, ¿cómo sabes que fue un despilfarro? ¿por qué lo crees?

    Mi comentario intenta que tomen consciencia de la gran responsabilidad que tienen al criticar los filmes que representan un país.

    Sergio.

    agosto 27, 2007 en 3:24 pm

  10. Sergio

    Forever y Una sombra al frente, ambas películas dirigidas por peruanos pero la nacionalidad de los filmes la da la casa productora.

    Forever por tanto es un filme Holandés, basta con que la busques en festivales para que te percates de ello.

    Presupuestos muy distintos, países muy distintos…

    agosto 27, 2007 en 3:26 pm

  11. John Campos Gómez

    Sergio:
    Despilfarro porque elpresupuesto nofuebien aprovechado. OKd dejemos eltema de Forever y aún así Una sombra al frente no merecería tal premio. No es una buena película es banal, trivial y un cúmulo de adjetivos más relativos a lo superfluo. Como mencionó el crítico mexicano Ayala Blanco fue un novelón, estoy de acuerdo con esa apreciación.
    Aparte, eso quemencionas de crítica constructiva sería como indicarle qué es lo que tiene que hacer Tamayo con sus películas. No me concedo ese derecho. La crítica es el análisis y apreciación de una obra, mas no un manual de corrección.

    agosto 27, 2007 en 3:44 pm

  12. Disculpen que me meta, pero quisiera hacer unas apreciaciones:

    Aquí todos tenemos conciencia, como nos dices Sergio, de lo duro y difícil de realizar una obra cinematográfica en situaciones como las que vivimos. Muchos de nuestros colaboradores y yo personalmente, hemos pasado muchas horas tratando de sacar adelante proyectos con poco presupuesto, y sabemos el esfuerzo y dedicación que se requiere, además de como podría afectarnos una mala crítica.

    Dicho esto, la gran responsabilidad que tenemos los críticos (como tu dices), o personas que comentan de cine en el país, debe ir mas allá de las consideraciones personales que tengamos hacia las personas o equipo que realize tal o cual proyecto. Nuestro verdadero deber es no engañarnos ni engañar a nadie con nuestras críticas, y si hay un clima cinematográfico pobre, es aún mayor el deber de hacer que se tome conciencia de ello. Así como una buena o gran película puede ser alimentada con las apreciaciones, sentimientos e interpretaciones de un crítico (función que es compartida por otros, generando un diálogo constructivo) hay obras que realmente no merecen mayor atención, y más aún, son testimonio del terrible estado de un cine nacional. Ni siquiera hablamos de recursos (que son escazos), hablamos de ideas.

    Como dijo John, una crítica no es un manual de acción, ni tampoco podremos encubrir el mal estado de las cosas para aparentar una cordialidad que no nos corresponde y que no tiene absolutamente nada que ver con todo el esfuerzo que le ponga una persona a un film (te aseguro que hay muchas películas realmente malas que costaron mucho esfuerzo y dedicación) ni su trayectoria (deberías revisar con detenmiento la trayectora de Tamayo para tal caso, que no es tan extensa ni tan notable *pasale una mirada a “ultrawarrior” si deseas*). La crítica cinematográfica, mi estimado Sergio, esta ahí para hablar de las cosas, para contribuir en lo que es positivo y para hablar de lo negativo.

    Iniciativas de reactivar la alicaída industria nacional y debates sobre estos temas puedes encontrarlos en muchos lugares (prueba la página de la Cinefilia no es Patriota) pero aprendamos a separar el trigo de la paja. Estoy seguro que el señor Tamayo es una gran persona y digna de admiración, pero para nosotros su obra, por ahora no lo es.

    Nada más de mi parte. Saludos.

    agosto 27, 2007 en 4:22 pm

  13. Alonso

    Saludos, quisiera dar unas opiniones, respecto a que una pelicula tenga un gran presupuesto no quiere decir que hay que criticarla. Aun no tengo el gusto de ver esta pelicula peruana que felizmente no tiene las escenas tipicas de las peliculas peruanas de sexo y drogas que tienen bajo presupuesto y no por eso son buenas, el punto es que no es un defecto que una pelicula tenga un gran presupuesto. Ahora si vamos a pensar que es una pelicula hecha por el gobierno entonces podriamos tener la misma conclusion de casi el 100% de las peliculas, hasta de transformers podemos inventarle una relacion con el gobierno de estados unidos. Finalmente pienso que lo unico que se debe criticar son las actuaciones y el argumento de la pelicula. Espero que esta pelicula sea buena ya que tengo planeada verla el fin de semana. Gracias

    septiembre 13, 2007 en 3:02 pm

  14. Estimado Alonso

    Creo que si reparas en el artículo, encontrarás que el tema del presupuesto es un detalle más. En todo caso, cuando saques tus propias conclusiones sobre el film, te invitamos a que las comentes con nosotros. Gracias.

    septiembre 13, 2007 en 3:45 pm

  15. Acotaciones:
    – La relación entre CONACINE y Tamayo es paternalismo puro, pues esa película por su calidad total no merece premio alguno.
    – En relación de lo del presupuesto se menciona el despilfarro de éste ya que el comentario de Sergio¿? trajo al tapiz eso; justificando la calidad entre una y otra producción en relación con el presupuesto que haya poseído. Una sombra a frente tuvo un presupuesto aceptable por lo que se presencia a primera vista, es una superproducción nacional. He ahí el detalle…
    – En relación al tema maníqueo del mensaje. A lo que me refiero es a lo subliminal de la impresión que quiere pergeñar. Si figura el gobierno o no (explícita o implícitamente) Eso es el criterio del realizador, pero los argumentos manipuladores son un agravio desvergonzado.
    – Con respecto a las actuaciones todo es Ok, porque el talento actoral de los nacionales no es motivo de desdén. Las actuaciones a mi parecer no configuran una obra como redonda o irregular sino la buena dirección de estos, más la complejidad y atractivo de sus personajes interpretados.
    -… ¿El argumento? De y para telenovelas. Un vaivén divagador del personaje de Bertie por su desequilibrio emocional. Sólo su trabajo importa y el resto es el limbo de su cotidianeidad. Por su trabajo sufre, goza, etc. ¿Cual es el objetivo del personaje de Bertie? .. Vean la película…

    septiembre 14, 2007 en 11:04 am

  16. Ernesto

    John
    Pero el Estado peruano no queda tan bien parado como dices. Más bien, se muestra toda la mediocridad los burócratas y cómo las influencias pesan más que otras consideraciones. Si Conacine quería pagar publicidad para el Estado, como que esta cinta no es un buen ejemplo.

    septiembre 16, 2007 en 10:32 am

  17. Hola Ernesto. El Estado no es responsable de las actitudes sociales de sus habitantes en ninguna realidad ni ficción. Ellos (en la película) son mostrados como ‘mal ejemplo’, mas no como el modelo de ciudadano que es el Sr. Aet (Bertie), quien contra todo -y hasta contra él mismo- logra su objetivo de hacerle bien al Perú. ¿Quién es el que triunfa al final del film? Digamos que Aet quien cumple su objetivo, y tras este considera su vida consumada. La película narra el heroísmo de Aet contra la burocracia y contra sí mismo por el bien de ‘todos’. Las pulsiones bienhechoras son las motivaciones del arquetípico Aet/Bertie. Una oda audiovisual al anacrónico ciudadano correcto anti-huelguista y activista moral.

    septiembre 16, 2007 en 7:05 pm

  18. Ernesto

    John
    Por el lado de la crítica a la actividad sindical creo que está el lado más polémico – por lo conservador – de la película. No tengo claro que triunfe Aet. Termina solo, a menos que esté viajando a la selva a reencontrarse con la hija del huesero. El que logra mejores puestos es su enemigo José – Carlos Carlín, quien además se queda con Doris – Vanesa Saba. Este personaje es interesante por ser un mediocre en todo sentido y ser el que parece salir más airoso.
    Saludos
    Ernesto

    septiembre 17, 2007 en 12:54 pm

  19. Hola Ernesto. Para iniciar, el objetivo de Aet no era superar a su rival José, es más ni siquiera lo considera como tal, pues el de los sentimientos de envidia es el del personaje de Carlín, -visto falsamente como un antihéroe- quien es el típico ‘villano’ antipática e impertienente de cualquier melodrama convencional. Éste vive tras la sombra de Aet y recoje sólo lo que Aet no quiere tomar (en el sentido más supefluo Doris cabe en este aspecto) creyéndose ganador de una pelea en la cual no hay contrincante. Aet es un vencedor/perdedor atribulado y acongojado que consigue sus objetivos laborales, mas no personales pues nunca se planteó uno.
    La película se realiza bajo una sola mirada que es la de Tamayo (el director) pero la multiplicidad de interpretaciones es una atribución para el espectador, y la polémica o divergencias que se generan son producto del conflicto entre gustos y simpatías dispares entre espectadores. .
    Nuestra discrepancia es saludable pues si existiera un criterio o punto de vista universal estaríamos hablando de un mundo andante en fila india, situación indeseada por cualquier demócrata.
    Bienvenido sea quien quiera debatir. Saludos

    septiembre 18, 2007 en 8:36 pm

  20. Claudia

    Buena crítica.
    Ayer vi la película y no me gustó nada. Tuve la sensación de estar viendo una telenovela dramática, de esas que no te dicen nada y la sientes falsas y vacías.
    Coincido con el señor Campos Gómez, tenía ganas de que me devuelvan la entrada.
    Gracias.

    septiembre 26, 2007 en 3:33 pm

  21. Mercedes

    Una pelicula aburridisima, no tenia idea adonde iba la historia.

    Se que todos alli son reconocidos y han tenido mejores lugares donde lucir sus trabajos, pero las actuaciones estaban desmotivadas y el guion no ayudaba nada.
    Nadie sobresalia.
    Tampoco es apoyar al cine nacional solo porque es nacional.

    Yo no se la recomendaria a nadie.

    septiembre 27, 2007 en 9:34 am

  22. Claudia, Mercedes, gracias por compartir sus apreciaciones con nosotros. Siento que gran parte de la prensa ha sido benevolente con Tamayo, calificando su película como un film que “pasa con 11″… Paralelamente a ello, prefiero mil veces el (a veces ácido) comentario de nuestro redactor. Saludos.

    septiembre 29, 2007 en 12:44 pm

  23. Vi A augusto Tamayo defenderse de las “críticas criticonas” que ha recibido su película. Y escuche a Chichi Valenzuela diciendo “vayan a verla”. Será la primera vez que le haga caso a esa señora que dice 2 palabras cada 3 minutos jojo, saludos…

    octubre 10, 2007 en 2:46 pm

  24. Esteban Mendoza

    Pocas veces he leido tanta mediocridad junta, y tienen el atrevimiento de hablar de mediocridad de la película. Parece que el Sr Llon Campos Gomez hubiera aprendido a escribir ayer. Que fárrago de ideas descabelladas y mal redactadas. No he visto Una sombra el frente, pero si he visto El bien esquivo, de la cual acabo de leer un interesantísmo análisis en Internet en una tesis universitaria de una profesora norteamericana de la Universidad Brown sobre la visión plasmada en la película sobre la escritora mujer en el universo colonial. Me interea hacer un seguimiento del cine peruano en circulos ajenos a la pobre crítica de cine peruana. El bien esquivo, por lo que he leido es casi considerada una película de culto entre los profesores de historia y antropología de universidades europeas y americanas. Sobre la ultima película de Tamayo he leido un muy entusiasta comentario hecho por un profesor de literatura apellidado Kristal de la Universidad de la Sorbona en Paris. Creo que la ignorancia y la incultura son atrevidas. Estoy seguro que Una sombra al frente debe tener iguales o parecidos merecimientos, solo que son imposibles de comprender por personas un tanto crudas y poco cultas.

    diciembre 22, 2007 en 2:49 pm

  25. Entonces, primero mírala y después habla. Se guía de lo que dice el resto, de catedráticos, cultos, etc. Si para usted una buena crítica es aplaudir y celebrar todo lo que hace el director con la total complacencia, pues entonces lea otra cosa.
    No he visto El bien esquivo, por eso no hablo al respecto, no como usted señor prejuicioso y halagador de lo desconocido.

    diciembre 22, 2007 en 4:06 pm

  26. Thorna52

    Desgraciadamente los Europeos como siempre nunca podemos ver,el cine Latino es una pena porque hay muy buenos Directores y actores. No puedo opinar de la Pelicula los actores son conocidos en Europa por sus teleovelas. Saludos desde España.

    enero 9, 2008 en 3:17 am

  27. radical

    Oye Llon, con todo respeto, tu crees q de verdad en el fondo a alguien le interesa lo q opinas, tu crees que alguien toma en serio lo que escribes, que tiene alguna importancia o consecuencia. Aunque te desespera lo mas seguro es que Lombardi y Tamayo estan felices y contentos haciendo su proxima pelicula, viajando y divirtiendose, ganado premios y hasta con gente q les gusta sus peliculas, mientras tu quieres morderte el codo de la rabia. Pisa tierra causa, ser critico de cine no sirve pa ni michi

    enero 15, 2008 en 2:43 pm

  28. Todos tenemos una opinión. Ese artículo lo escribí hace tiempo ya, he reconsiderado algunos puntos y puedo decir que no es lo que pienso hoy en día (en algunos aspectos, claro). En referencia a la importancia que alguien le da a mi comentario, puedo decir que nadie debe callar pensando en las repercusiones u omisiones relacionadas a tal comentario. Yo di mi opinión para ese entonces, ahora seguro podré dar otra, pero no me condiciona el auditorio que tenga ni quien se arañe por lo dicho.
    No me muerdo el codo, ni tengo rabia, mucho menos aún estoy por las nubes sino, más bien, super estable en el piso rojo de mi casa. Ser crítico de cine es opinar sobre películas, y ahí está la que leíste.
    La utilidad que eso tenga depende de quien lo ejerza.
    Un abrazo

    enero 15, 2008 en 3:33 pm

  29. francisco

    Fijate pues yo me creo el personaje del ingeniero. Su meta es solucionar problemas tecnicos por encima de tener una vida de clase media-alta.
    No es hombre de despachos (es joven) sino de accion, necesista construir para sentirse realizado, la sombra del padre y de la madre se deja ver como parte de esa determinacion y tambien de la del hermano “descarriado”.

    La pelicula, es verdad que peca de un tono de telenovela, pero todo lo que cuenta es o puede ser completamente cierto , yo me identifico con los retazos de vida que muestra.

    El presidente aparece como ridiculo y el hecho de que el inutil sea ascendido demuestra corrupcion del poder (asi que la codec no lo hace bien o si lo hace es muy retorcido)enfin. Hay que estar muy embebido de anti-gobierno para hacer la critica que usted hace.
    bueno un saludo afectuoso.

    Pd. Vivo en España lo digo por lo del mensaje es el medio y no soy peurano.

    enero 10, 2009 en 8:53 am

  30. tito cherres

    mira, yo encuentro la película excelente, maravillosa, pero tu crítica es mala realmente, ¿conacine ha mandado a tamayo por encargo? nada que ver, no es creíble ni lógico, muchos proyectos igualmente premiados son totalmente opuestos a esos supuestos intereses ¿actores de televisión? ¿y? ¿que hablas? nada de eso va contra la calidad de la película, de lo que no hablas, eres superficial, atacas sin argumentos, me pareció simplemente maravillosa, un gran logro del cine peruano que produce obras tan malas tantas veces

    abril 4, 2010 en 2:17 am

  31. tito cherres

    otra cosita más, ¿que tiene de malo que según tu sea telenovelera? entiendo que no te refieres a que sea telenovela sino a que igual que otras películas, como Titanic, es romanticona, heroica, con escenas de estampa, ¿y? si en Hollywood hace pel´´iculas así que encomian su propia historia ¿porque nostros no podemos tener orgullo de la nuestra, para esa baja autoestima, pero, desgraciadamente en los festivales de cine de Europa, no ls gusta ese el Perú de heroes civiles reales, de gemnte instruido y sobre todo con elevados sentimientos como son muchos peruanos tal cual el personaje (altruismo, idealismo, ideales superiores al logro material inmediato y la fama vana) no eso es solo para ellos, nostros debemos tener solo maldad, incesto, basofia, así nos ven, y así, mi estimado John, te ves tu a ti mismo…

    abril 4, 2010 en 2:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s