Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

La Tierra de la Marea


tideland-poster.jpg

Terry Gilliam – Tideland (2005)

Vapuleada por los críticos de Cahiers du Cinema, ninguneada por directores de la talla de Albert Serra, Tideland es el modelo clásico de película provocadora que despierta un tremendo contraste de sentimientos encontrados. Película “amor-odio”, fue llamada por Cronenberg  “un film de horror poético”, un comentario acertado y más cercano a lo que quisiera afirmar de la cinta: Tideland no es solo un film que merece ser revisitado más de una vez , es la indiscutible obra maestra de un director tan hiperbólico y extraño como Terry Gilliam.

En plena disputa con los hermanos Weinstein (aquellos productores mafiosos de la industria del cine) por el corte final de la irregular The Brothers Grimm (2005) (película cuyos protagonistas, historia y final fueron cambiados), Gilliam se tomaría 6 meses para realizar su siguiente film, Tideland, que funcionaría como una respuesta directa del director a los controles maniáticos sobre su obra ( según sus propias palabras, una odisea de 2 años de realización para conseguir financiamiento) y ejemplo perfecto de los excesos controlados de este director, que en sus mejores momentos nos ha ofrecido obras tan buenas como difíciles (Fear and Loathing in Las Vegas, 12 Monkeys) y que en otros no tan afortunados parece perder el control de sus cintas (como la notable pero finalmente fallida Brazil). Tideland, su última obra (y probablemente la más dificil) es una obra sumamente compleja que merece ser revisitada varias veces, pero que nos ofrece finalmente una historia notable.

tideland-dvdrip-ac3-english03289018-47-15.jpg

Quizá la complejidad del film radique en aquellos elementos que remiten a un pensamiento adulto, elemento clave del que pretende escapar Gilliam en su rodaje: Jodelle Ferland (impecable, una actriz excesivamente madura para su edad) es Jeliza Rose, una niña que recurre a su mundo interior para compensar la pobreza de su realidad. Ella es hija de drogadictos y vive en un mundo abyecto, caricaturizado, oscuro e indeseable, rodeado por la muerte . En un viaje con su padre Noah (notable Jeff Bridges), un excéntrico rockero heroinómano, Jeliza llega a la casa de su abuela, un lugar salido de alguna pesadilla febril cuya inmensidad y misterios ocultos son elementos que disparan su vívida imaginación. Allí conocerá a Dickens (caricaturesco Brendan Fletcher), un joven con retraso mental con el que empezará una relación platónica, a pesar de la amenaza que implica su madre, Dell (Janet Mc Teer), una embalsamadora de cuerpos humanos con un pasado oscuro, que se conecta coincidentemente con el de la niña. Gilliam se cuelga de estos extraños personajes para realizar una trama que se alimenta de la obra de Lewis Caroll (Alicia en el País de las Maravillas),  de la que toma un argumento central y muchos elementos afines.

Es difícil poder comprender y formar parte del universo psicológico que implica la imaginación de Jeliza Rose: ¿Como si no podríamos ver con pureza la relación que ella lleva con Dickens y la complicada (perturbadora, aterrorizante) trama que subyace su “noviazgo”? Gilliam nos pide un esfuerzo extra como espectadores: entrar al mundo interior (obviamente romantizado) de una niña de 9 años y comprender al mundo exterior bajo las interpretaciones del mismo. Tarea compleja, por decir poco, ya que los temas a los que nos vemos enfrentados (y que son producto directo de nuestra comprensión “adulta” de la película) son repulsivos y provocan rechazo… Solo un director de la talla de Gilliam (excesivo, hiperbólico, irregular) podría hacer que el embalsamiento de cuerpos, el incesto, el abuso de niños y la muerte conecten con la fábula de una pequeña niña tratando, no de entender todo a lo que se enfrenta, sino a convertirlo en parte de algo menos terrible, parte de un universo propio.

tideland-dvdrip-ac3-english07899018-50-11.jpg

Jeliza Rose (y su contraparte romántica) no entiende lo que sucede a su alrededor con la magnitud que debería; su psicología es demasiado frágil e infantil para vivir los horrores a los que se enfrenta. De ahí, entonces, la dificultad del  espectador para poder entender que lo que ve en la pantalla, que no por ser menos terrible, se convierte en una historia de aventuras, un pasaje interminable de hechos fantásticos y alucinatorios. Jeliza enfrenta con la misma templanza la muerte de su madre y de su padre, interpretándolas como un escape hacia un mundo “de los sueños”, o su repentino (y falso)embarazo, producido por un beso.

Dentro de la compleja gama de personajes de la película, vale destacar la impecable labor de Jodelle Ferland, cuyo desarrollo interpretativo es casi impropio de una niña de su edad. En su papel de Jeliza, Jodelle puede interpretar el rostro maravillado de una niña impermeable a los terrores que su mundo le ofrece (es brillante el momento en que ella y Janet McTeer se encuentran a pies del cuerpo embalsamado del padre, y en el momento de depositar las muñecas en su interior, tan solo por un instante, parece comprender la magnitud de todo los hechos que le rodean: es el rostro del horror por unos segundos) y una psicología compleja, personalidad que se manifiesta mediante sus compañeras de viaje: sus muñecas. Cada una parece adoptar un aspecto de la psique de Jeliza, y hasta pareciese ser que algunas de ellas logran entender lo que sucede alrededor suyo (mientras otras potencian su aspecto más arriesgado y proyectan sus temores más profundos). Esta gama de complejas situaciones interpretadas por una niña de 11 años, es algo que personalmente encuentro notable y razón suficiente para catalogar el film como una obra de interés.

tideland-dvdrip-ac3-english16379618-54-00.jpg

Una vez librados de los prejuicios, Tideland se entrega como una fábula fantástica de personajes tan terribles y entrañables como los el mundo de Caroll; personajes que corresponden a una realidad mundana caricaturizada, cuya hiperbolización comparte las mismas características una sociedad cercana, la nuestra. En medio de todo, la magnífica dirección de arte y el excelente manejo de cámaras (una utilización exquisita de lentes angulares), nos sumergen en los ojos de Jeliza, en un universo tan triste como inocente, el universo de una niña que es arrancada de los brazos de la imaginación para ser entregada, finalmente, a la  realidad, (a pesar de que nunca terminamos de comprender su destino final). Tideland es una película sumamente radical, un freak show (de larga duración) repulsivo y perturbador que nos aterra y espanta, pero ante todo, es la reconciliación de ese mundo (el mundo en el que vivimos) con una romantizada inocencia infantil , que se levanta impretérita ante el horror. Un tour de force imperdible.

José Sarmiento Hinojosa

8 comentarios

  1. Por lo que describes y las imágenes parece que recurpera aquella belleza visual que siempre lo caracterizó y que había perdido un poco en su film anterior. Saludos!

    junio 28, 2007 en 3:31 am

  2. The Lady

    Completamente cierto, una película increíble, hermosa y a la vez horrible, un hurra para su director, y también para esa niña pq se lo ha currado mucho, donde yo vivo no la he encontrado, solo la he visto en inglés subtitulada en español, pero aun asi, pone los pelos d punta y al mismo tiempo se acuerda una d su infancia(ese rollo k se trae con las muñecas y k kada 1 representa 1 faceta d ella). Si queréis ver más películas donde aparece Jodelle Ferland, os dejo 1 lista:
    Silent Hill
    The Messengers
    Sirena
    Carrie
    Celine
    Y LUEGO EPISODIOS D SERIES D TV
    Hospital Kingdom
    Sobrenatural(episodio Procedencia)
    Smallville(episodio Clonacion)
    etc etc

    septiembre 24, 2007 en 11:04 am

  3. Gracias por la lista. De todas maneras estaremos atentos con Jodelle, una pequeña actriz que tiene el mundo por delante. Saludos.

    septiembre 24, 2007 en 11:13 am

  4. Totalmente de acuerdo con tu descripción.
    Tideland es una película que me cautivó, es tan desconcertante, horripilante y al la vez maravillosa, una verdadera obra maestra.

    octubre 16, 2007 en 7:47 am

  5. Pero Dell no es la madre de Dickens, si no la hermana, y lo otro “fallida” Brazil?

    diciembre 23, 2007 en 4:24 pm

  6. Es una pequeña opinión personal. Brazil me parece el proyecto más ambicioso de Gilliam, pero una película sobre extensa, sobre cargada y finalmente fallida. Gracias por la corrección.

    diciembre 25, 2007 en 8:27 pm

  7. Tu resumen de la película y tus explicaciones no pueden ser más acertadas, José. Poco más que decir. Este artículo que has escrito se merece un 10. Cuando vi la película me pareció terrorífica. No paraba de pensar ¿por qué no viene alguien sensato y saca de allí a esa pobre niña? Te aseguro que lo pasé verdaderamente mal viendo esta peli, pero estoy totalmente de acuerdo contigo al afirmar que es una auténtica obra maestra. Una de las cosas más terroríficas para mí fue cuando Jeliza mata a su propio padre de una sobredosis y ella ni siquiera lo sabe. De nuevo te felicito por tu artículo, José. Buena suerte y que siguas escribiendo tan bien.

    marzo 15, 2009 en 1:06 pm

  8. Muchas gracias!, esperamos que sigas vistando el site : ) .

    marzo 15, 2009 en 2:03 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s