Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Convergencias/Divergencias: María Antonieta


ma1.jpg

Convergencia: César Guerra

Extravíos de una Reina Adolescente en Versalles

Desde sus dos primeros filmes el interés de Sofia Coppola radicó principalmente en contar historias de mujeres jóvenes cuyo transcurso de vida las llevaba a descubrir situaciones totalmente nuevas, inéditas; en el caso de Vírgenes Suicidas (1999) el descubrimiento tenía que ver con los cambios naturales de la adolescencia y con las primeras manifestaciones amorosas, causantes cómo no de confusión. En Perdidos en Tokio (2003) la co-protagonista se encontraba desconcertada por estar en un país desconocido y alejado de muchas de sus costumbres, circunstancia que la llevaba a replantearse varias cosas.

En María Antonieta (2005) (basada en el libro María Antonieta: El Viaje de Antonia Fraser) Coppola continúa el derrotero de sus dos trabajos previos – por supuesto con todas las diferencias tanto explícitas como implícitas que existen en relación con los otros dos filmes – en lo que respecta a haber en la historia una joven extraviada y confundida (una reina adolescente) en un lugar y circunstancia ajenos a lo que previamente había vivido, empero, en lo que los tres filmes coinciden es en la presencia de la soledad y en la procura, en la medida de lo posible, de la felicidad y el amor.

kmp-dvd00317318-30-27.jpg

Sofia Coppola al filmar María Antonieta se aparta de cualquier intento de biografiar a la reina o de ceñirse a lo que los historiadores o biógrafos han escrito sobre ella; lo que la directora busca es relatar una segmento de aquella vida, también con licencias, como es el que se relaciona con la banalidad, el dispendio hasta con la extravagancia de los que la reina fue artífice. Tal vez la figura histórica de María Antonieta sea una de las más injustamente tratadas por la historia y de las que se ha hecho mayor escarnio. Por tal motivo si bien la directora no se pone del lado de la joven reina de manera cabal sí intenta comprenderla.

kmp-dvd00704318-33-48.jpg

María Antonieta como decíamos se enfoca en la mostración de lo que ocurre dentro de los inmensos salones y jardines de Versalles y cómo se concentra en ellos todo el boato y derroche de una corte ombliguista, distante de las crecientes necesidades del pueblo francés. María Antonieta ni bien llega a la corte francesa es rodeada de un séquito que incluye damas de compañía, sirvientes quienes a su manera y según sus posibilidades buscarán adularla para sacar algún provecho. Tanto el tono cuanto el ritmo de la película es ligero, relajado acorde a lo que las imágenes revelan asimismo los movimientos de cámara ayudan a crear esa condición de ligereza. La película hace un dibujo bastante cercano de las actitudes y acciones de la legión áulica que pulula por palacio, la cual está a la espera de que haya un cambio de mando para reacomodarse y no perder ningún privilegio cuando ese cambio se produzca, para esa legión hay una frase que les es grata: “A rey muerto rey puesto”.

kmp-dvd00803918-34-41.jpg

La joven reina tiene que asumir responsabilidades que su corta edad dificulta, debe crecer de golpe y acatar las órdenes que le son encomendadas por su madre. Al llegar a su nueva “casa” se deslumbra y desconcierta por la suntuosidad, respecto a esto debemos tener en cuenta que el asombro natural que cualquier persona puede tener al enfrentarse a una realidad así le debemos agregar el hecho de que se trata de una adolescente cuya edad permite de manera más fácil el asombro.

La directora logra comunicar la fascinación que María Antonieta siente cuando descubre paulatinamente dicha realidad. La adolescente para acostumbrarse a ella saca a relucir su natural coquetería femenina, y la mejor manera de expresarla es empezar a adquirir ropa, zapatos, hacerse peinados. Todo esto se vuelve para ella en una distracción y un juego. Madame deficit como también se la conocía es el centro de toda la frivolidad que la película exhibe, sin embargo, mediante esa perspectiva se logra presentar como pocas veces ha logrado el cine el desapego e indolencia que la corona francesa tenía respecto de su pueblo. Tal vez la reiteración de las actitudes frívolas se exceda en ciertas escenas pero es el riesgo que la directora asume para acercarse de modo preciso a ese estado de superficialidad y lo consigue.

 

kmp-dvd00988618-36-40.jpg

La opción de Coppola de contemporaneizar a María Antonieta poniéndola como si fuera una chica de estos días no es algo forzado, pues si nos fijamos bien todo lo que hoy conocemos como diseños de moda, o peinados estilizados así como la pretensión por lucir lo último de la moda ya tenían lugar en la Francia del siglo XVIII y antes, es decir que lo que se considera como algo de fines del siglo XIX o del siglo XX en adelante ya eran práctica común para los cortesanos en aquellos siglos. Por tanto el combinar música barroca del siglo XVIII con grupos de los años ‘80 y ‘90 como: Siouxie and The Banshees, The Cure, New Order, The Radio Department, The Strokes, entre otros, es un aporte que consideramos importante para el enriquecimiento de la puesta en escena, y no lo vemos forzado es más sirve para crear un contraste interesante, por tanto discrepamos de algunos críticos que consideran arbitraria la inclusión de dicha música.

kmp-dvd01154918-38-11.jpg

Son pocas las películas que han tratado los momentos previos de la Revolución Francesa desde la perspectiva de los monarcas y no desde un afán pro-revolucionario, un ejemplo notable de ese escaso grupo lo aporta Eric Rohmer con La Dama y El Duque que si bien tiene notorias diferencias en el enfoque y en la forma respecto de María Antonieta coinciden en esa mirada de decadencia y ocaso. Hay dos escenas reveladoras de esto mismo: la primera, es en la que aparece María Antonieta haciendo una reverencia final al pueblo alzado en armas y la segunda, la imagen de la habitación de los reyes hecha pedazos, ambas son símbolos de que una vieja era ha terminado para dar paso a otra. El título del libro en el que se basa esta película versa sobre el viaje, pero no solo físico sino sobretodo vital ya que la protagonista inicia su travesía pasando por diversos momentos que la llevarán a un punto sin retorno cuando sea capturada y finalmente guillotinada.

kmp-dvd01217818-38-51.jpg

María Antonieta es una obra más que estimable que pese a algunos defectos anotados líneas arriba como la sobre exposición, por momentos, del aspecto superficial de la corte de Versalles y la pérdida de fluidez y ritmo en algunos tramos de la historia, es en balance una película arriesgada que sale, en general, bien parada de la apuesta hecha por su directora. Finalmente, es una obra que creemos que con el tiempo irá ganando mayor consenso.

Divergencia: Paco Pulido

ma2.jpg

Una Reina sin Corona

No hay nada más bello que “Requiem” de Mozart, la “Quinta” sinfonía de Beethoven o quizás “Cascanueces” de Tchaikovsky, acompañado del castillo de Versailles, de glamorosos y exuberantes vestidos del siglo XVIII y de un lenguaje exento de vulgaridades para retratar la vida de reyes, princesas, duques y condes. Pero Sofia Coppola, directora de Marie Antoinette, nos muestra una realidad tergiversada, cambiada también por su atmósfera musical (en este caso, acompañado de música contemporánea), a pesar que le da frescura y cercanía, este cambio por música new wave es inapropiado (sólo en algunas escenas nos deja contemplar la bella fotografía y representación con música clásica).

Sofia Coppola encierra a su personaje principal dentro de una burbuja de la cual no puede escapar ni sobresalir. Su incapacidad de sentirse libre se vive durante toda la película y su inocencia la condenamos pero aceptamos. Sus gestos son naturales, reales, se deja llevar por la soberbia natural que encaja con su representación de futura reina de Francia.

kmp-dvd01242818-41-05.jpg

Es cierto que la película empieza con cierto interés. Sus cambios son ágiles, las acciones son diversas, las consecuencias son continuas y el ritmo es parejo. Pero lastimosamente no dura mucho. La vida está llena de momentos vacíos y son esos los momentos que cobrarán importancia y tendrán lugar en lo que resta de la película (a excepción del cambio interesante y radical del final). La directora consolida su “tema principal” (como ya lo hizo en sus anteriores películas: Lost in Translation y The Virgen Suicides). La soledad, la independencia, la pérdida de su incompetente sentido de supervivencia con respecto al mundo exterior y la búsqueda de la felicidad.

kmp-dvd01387218-42-14.jpg

Regresando al personaje principal, Marie Antoinette es como una chica común y corriente. Una chica joven con sueños, con deseos de hacer las cosas bien y con la necesidad de vivir la vida intensamente en la medida de sus posibilidades. Pero Coppola no decide arriesgarse y se queda en lo cotidiano y mundano. Hay sentimientos y sensaciones que pudo explotar de diferente manera. El llanto de por sí, con tan sólo un par de acciones no produce nada. Su impavidez es desesperante y no explora más allá de sus posibles acciones.

kmp-dvd01479518-43-02.jpg

 

La intolerancia de la protagonista, por asuntos políticos, se ven reflejadas explícitamente en el filme. Caso contrario a la verdadera Marie Antoinette que se involucraba, de manera soez en contra de ministros destituyéndolos y nombrándolos. Coppola no centró la verdadera historia y se dedicó a crear una Marie Antoinette de acorde a su “tema principal” usando el personaje de Antoinette como excusa para retratar “una vez más” la soledad y la independencia que necesita transmitir en cada una de sus películas.

Cuán importante será ver la condición de inconformidad y de tristeza de una mujer que fue despojada de su vida de archiduquesa de Austria o princesa real de Hungría para convertirse en reina de Francia y sentirse desvalida e incompetente y desarrollar, junto a todo este espectro psicológico, una historia en donde la columna vertebral es la sensación de soledad y nada más.

kmp-dvd01514918-43-26.jpg

No hay ningún elemento importante de donde podamos mantenernos sujetos y redondear una idea importante e imprescindible. La vida de los nobles de seguro que reunía todos esos detalles. Fiestas, buffets, joyas, juegos, música, todo lo que uno puede imaginarse que se pueda hacer dentro de un castillo, en el siglo XVIII. Son más de dos horas viendo a Kirsten Dunst representar a Marie Antoinette, y verla disfrutar de placeres banales y odiar la soledad. Valdrá la pena pasar tanto tiempo de nuestro día viendo a Antoinette una y otra vez cómo se viste, cómo come, cómo se acuesta una y otra vez con su esposo, el cual no la desea la mayor parte de la cinta (sólo una escena) y ver cómo el joven, asustadizo y dubitativo rey Luis XVI estropea su reinado por su inexperiencia. ¿Valdrá la pena?

kmp-dvd01626418-44-33.jpg

La calidez del movimiento de cámara, la bella fotografía, la primorosa escenografía y vestuario, el maquillaje perfecto y la dirección actoral fue bastante buena pero ¿Por qué la película queda varada en el limbo sin que Coppola pueda rescatarla? La causa es simple pero es la más compleja. El guión falla al poner a Marie Antoinette en la etapa de su vida más frívola y complaciente. Uno de los motivos por lo que Antoinette es conocida fue por el interrogatorio antes de su sentencia a muerte. Su muerte propició la guerra entre Francia y Austria. Por qué no colocar la valentía que tuvo momentos antes de su muerte. Ninguno de estos acontecimientos sucede en la cinta. Entonces lo repito: ¿Valdrá la pena gastar tiempo y dinero y ver una historia narrada de esta manera? Yo voto por un NO.

Anuncios

8 comentarios

  1. Vane

    yo creo que en realidad “el plus” que nos brindan las peliculas de sofia coppola tienen mucho que ver con el tema de las “sensaciones femeninas” y lo que nos permiten experimentar… si no lo vemos desde ese lado podemos tener opiniones como las de paco pulido.

    que sigan los exitos!

    mayo 23, 2007 en 11:01 pm

  2. hola quisiera hacer un recla mo yo quiero que pongan , peinados no videos pornograficos

    octubre 13, 2007 en 4:24 pm

  3. pues creo que te has equivocado de blog mi estimada. ninguno de los dos son de nuestra incumbencia.

    octubre 19, 2007 en 1:56 pm

  4. Álvaro

    Yo creo que es una excelente película, sin embargo no rescato demasiado, por ejemplo, el uso de New Wave/Post Punk en ella. Recuerdo la escena de un baile, en la cual parece que los personajes, sin duda, estuvieran escuchando eso.
    anacrónico, ¿no?

    octubre 23, 2007 en 2:25 pm

  5. Es vergonzoso que el pueblo no salga en ningun momento. Lo único que me gustó fue la BSO con The Cure y Siousxie, aunque no me pegaba mucho. Es un videoclip largo, ya está. Se gastaron un monton de millones sólo en alquilar Versalles…

    enero 6, 2008 en 1:33 pm

  6. sherli picazo corona

    q poca de poner esas fotos estan super nacas no creen}

    enero 22, 2008 en 9:16 pm

  7. sofia

    a mi me encanto la peli… muy pintoresca la verdad

    octubre 14, 2008 en 1:57 pm

  8. gina

    creo ke la pelicula tiene un excelente punto de vista en cuanto a la visualizacion de el lujo y estilo de vida de Maria Antonieta, sin embargo dejas muchas dudas respecto al desarrollo historico de esa epoca.

    noviembre 18, 2009 en 10:48 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s