Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Marie Antoinette, y las Mujeres de Sofía Coppola


Con sus escasos 35 años, Sofía Coppola ha sido capaz de forjarse una carrera cinematográfica bastante notable. Desde la casi desconocida Lick the Star (1998), cortometraje en donde ya dirigiría a muchos cercanos colaboradores, la directora ha llevado a la pantalla un tríptico sobre sus “mujeres en búsqueda de libertad emocional”, en The Virgin Suicides (1999), Lost in Traslation (2003) y Marie Antoinette (2006), cintas que son un testimonio vivo de la propia vida de Coppola, una vida de…. constante búsqueda de libertad creativa, valga la redundancia.

Marie Antoinette (2006), basada en el libro de Antonia Fraser, es probablemente la cinta más irregular de Coppola, sin dejar de ser interesante e intensa por momentos, y tener varios elementos que la redimen. La historia de la reina es anacrónica, salpicada por una banda sonora de grupos indie (The Radio Dept, Air, The Strokes) y new wave (The Cure, New Order) y por una aproximación cinematográfica poco convencional, que pide prestado mucho del video clip, mientras mantiene una estructura dramática sólida en su primera parte, pero que va perdiendo fuerza a la mitad de la película.

Un motivo recurrente en la filmografía de Sofía Coppola, es la atención que le presta a sus protagonistas femeninas, mujeres perdidas en espacios que le son ajenos, tanto física como psicológicamente. En Las Vírgenes Suicidas, Lux (Kirsten Dunst) y sus hermanas, escapan físicamente del espacio sofocante de los suburbios, y de una pareja de padres ultra conservadores. Ellas practican su libertad a escondidas, hasta un punto crucial en el que deciden entregarse a su expresión máxima: la muerte. Charlotte (Scarlett Johansson) se encuentra igualmente extraviada en un país cuyas costumbres la confunden, le maravillan y le abruman, mientras lucha por encontrarse a sí misma en el viaje. Finalmente, y emparejada con Bob Harris (Bill Murray), logra explorar un tipo de relación distinta, en la que encuentra finalmente paz. En Marie Antoinette, es la misma reina (Kirsten Dunst) la que se extravía en Versalles, embragándose del lujo de la monarquía francesa, frustrada por un matrimonio no consumado, presionada por su familia (“todos los ojos están sobre ti”) y confundida en un mundo de rumores, falsas amistades, hipocresía y exceso de protocolo.

Dunst rinde como Maria Antonieta. Es capaz de interpretar la compleja gama de sentimientos de la joven reina (la inexperiencia, la frustración, la confusión, la frivolidad) con una sobriedad notable, que le permite dar muchos matices a su interpretación, y que resulta un gran alivio para los muchos escépticos (me incluyo) sobre las capacidades de la actriz. Obligada a madurar ferozmente, la reina intenta ponerse a juego con los acontecimientos que le preceden. Fracasa notablemente, pero es noble en su intención y su inmadurez y frivolidad son estigmas de la juventud que la consume. Incomprendida y abusada por su entorno (notable el episodio en que la reina responde supuestamente “déjenlos comer torta” ante el reclamo de escasez de pan en el pueblo), es víctima de los propios excesos de la monarquía, y de las decisiones erradas de un joven Luis XVI.

Otro acierto de la cinta es el buen ojo de Coppola para seleccionar su cast. Jason Schwartzman logra convencernos como un inmaduro, sexualmente inexperto y constantemente extraviado Luis XVI, mientras que son notables las actuaciones de Judy Davis como la Condesa de Noailles y Steve Coogan como el Embajador Mercy. También acertadas son las interpretaciones de Rip Torn como Luis XV, Asia Argento como la Condesa Du Barry (notable como Argento puede intepretar a las mujeres más lascivas y corruptas de varios entornos sociales) y Marianne Faithfull, que logra convencernos por momentos de que es Maria Teresa de Austria. Las inclusiones de Molly Shannon y de Rose Byrne como la tía Victoria y la duquesa de Poligniac, sirven para reforzar ese clima anacrónico y hiperbólico de la nobleza en Francia, y sus distintos matices de conservadurismo y libertinaje

El talón de Aquiles de la película está en su irregular desarrollo dramático. Con una muy sólida primera parte, en la cual se describe toda la entrada de la reina desde Austria, a su nuevo entorno en Versalles, la película se desmorona como un castillo de naipes en una segunda parte, como un retrato del aburrimiento y el exceso del palacio, el cual sufre de un tratamiento de edición y música que va muy en detrimento de la misma (irregular en si mismo además, entre estética videoclip y largas tomas intrascendentes). En lo que falla Coppola, es en no darnos tiempo de respirar entre tomas, y en entregarnos en detalle una rutina que, al igual que a la reina, nos aburre sobremanera. Vale aquí hacer la distinción entre aburrimiento y concentración, entre un pasaje estático (como las películas de Bruno Dumont) que nos abstrae hasta el punto de la atención plena, y entre el montaje descuidado de Coppola, que nos aleja del objetivo de la cinta y nos vuelve indiferentes, provocando una incomodidad y aburrimiento notables. La película, sin embargo, levanta vuelo en sus últimos veinte minutos, con la llegada de la revolución y de nuevo, con una interpretación notable de Dunst en sus últimos momentos como reina. Para destacar, el último plano de la cinta, en el cual vemos el palacio destruido, símbolo de un nuevo orden social, y del desmorone de la monarquía.

Marie Antoinette es una cinta que merece verse por sus distintos aspectos positivos, que logran redimirla por encima de una media hora de desinterés pleno. Además, es imposible perderse una recreación tan singular de la época, con una ambientación exquisita y una fotografía muy bien lograda.

José Sarmiento Hinojosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s