Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

El Cine Como Caos Irresistible


cottonclub.jpg elrataposter.jpg

El mundo (todo lo que es) no puede ser justifi-cado. La justificación es una operación de la mente que sólo puede realizarse considerando una parte del mundo en relación con la otra…no  cuando consideramos todo lo que es.

Susan SontagSobre el estilo

 Alguna vez me ha surgido la pregunta que, supongo, a más de un integrante de esta revista alguna vez le habrá surgido: ¿para que sirve la crítica de cine? Las respuestas a esta pregunta han sido muchas y muy variadas: para entender mejor el cine (lugar común), para mejorar el cine (Quintín), como servicio al espectador para que sepa qué tiene que ver (teoría estúpida pero que ha sido esbozada por gran cantidad de críticos; el más célebre, Pablo Sirvén) o, principalmente, para informar al lector en los tiempos imperialistas que corren sobre otro tipo de alternativas estéticas (Rosembaum). Pero para mí la respuesta que resultó más convincente fue la de Rodrigo Tarruela, manifestada de manera indirecta en un artículo pequeño del número 8 de esta revista. Se trata de una crítica de El Rata de Samuel Fuller que el crítico escribió para un directo a video. Allí Terruela decía que El Rata, al igual que otras obras como Cotton Club, era el cine, y que tal como la vida, la poesía, el fútbol era imposible de definir.  Luego de decir esto, el crítico empezaba a tirar ideas respecto de El Rata, nueve en total, y pasa a relacionar la película de Fuller con directores varios, como Godard, pasando por Dreyer, Mizoguchi, Kurosawa, Wenders, Aldrich, Griffith, y escritores como Maupassant y Balzac. El hecho es que estas ideas poco tienen que ver la una con la otra, son más bien observaciones de las cuales podrían derivarse textos diferentes con diferentes abordajes.  

elrata01.jpg

El Rata

 Sin embargo, lo que Tarruela propone no es sólo un conjunto de frases inconexas o simplemente nueve interpretaciones. Él mismo lo dice: El Rata es el cine y, como el cine, no se puede definir. Similar al jardín de los senderos de Borges en el que el escritor imagina un relato en que su personaje no toma una decisión sino todas al mismo tiempo, creando infinitas historias derivadas de sus infinitas decisiones, Tarruela imagina una crítica en la que el crítico debe optar por todas las ideas que tiene de una misma película, enfocándolas desde todos sus aspectos y relacionándolas con todas las que pueda. El número, al igual que las ramificaciones imaginadas por Borges, es infinito, porque si a El Rata lo definen los diferentes abordajes que tienen que hacerse del mismo y El Rata, como el cine no puede tener una última definición y el número total no puede ser otro que el infinito, las nueve observaciones que pone Tarruela no son más que una muestra. ¿Para que sirve entonces la crítica de cine? Para entender que el cine no puede entenderse, y más aún, para entender incluso que algo como una crítica que nos explique en su totalidad una sola película no puede existir (se me podrá decir que Tarruela no habla aquí de cualquier película sino de El Rata, pero el ejercicio que Tarruela hizo con El Rata puede hacerse con cualquier otro film).        

elrata03.jpg

El Rata

 Para entender que es igualmente válido preocuparse por el valor moral de las imágenes, como le gustaba hacer a Daney, así como dedicarse pura y exclusivamente a su valor estético. Como lo hacía Manny Farber. Que no hay menor ni mayor valor de verdad en la obsesión por el realismo de Bazin ni en el regodeo en el cine como supuesto reflejo del inconciente de Tyler, o más claro aun: que dos críticas tanto a favor como en contra de una misma película pueden ser igualmente válidas según el abordaje que dé el crítico en cuestión.  Lo que podría pensar el lector es que aquí se está diciendo que la crítica es un ejercicio bastante inútil, hecho para llegar a un conjunto de reflexiones que nunca terminan de llegar a nada. Falso, porque es esta manera de evidenciar esta imposibilidad lo que combate cualquier tipo de superficialidad que reduzca al cine a unas pocas definiciones aburridas, a parámetros dudosos que intenten hablar de la calidad de las películas según un manual estético supuestamente inalterable (algunos de ellos creados, para qué negarlo, por excelentes críticos de cine) o, peor aun, según el éxito que tal o cual film pueda tener en las boleterías.  La crítica de cine sirve para festejar la diversidad de opiniones, para valorar la belleza personal de cada mirada (cuando la tiene, por supuesto) con su debida lógica y hasta con el debido estilo de escritura con el que lo expone. Es más, aunque parezca una sobrevaloración del oficio, la crítica de cine sirve para seguir valorando el debate en otros ámbitos, puesto que el cine como diría Terruela, es tan inexplicable como la vida como la vida, la poesía o el fútbol (Susan Sontag, como se ve en el epígrafe, de este escrito, agregaría además el mundo). Esto es beneficioso por dos motivos, el primero es que sería un excelente repelente de impositores de pensamiento con intenciones de atribuirse el monopolio de la verdad; el segundo es comprobar que el debate de ideas, tan escaso en estos tiempos, es una de las invenciones más extraordinarias y divertidas del hombre. Si no me cree, señor lector, lea crítica de cine en grandes cantidades y húndase en diferentes textos teniendo la única seguridad de que no podrá estar seguro de ninguno de ellos: será una experiencia desconcertante y atractiva, serán miles de voces entrechocándose y tratando de comprarlo, una suerte de pesadilla hermosa. 

Por Herman Schell 

(Extraído de la Revista de Cine El Amante. Número 178. Marzo.2007)         

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s