Amantes de las bajas pasiones cinematográficas…

Especial Michael Haneke iv: Funny Games


 

FunnyGamesPoster 

Funny Games – 1997

 

Perversidad Lúdica

 

Funny Games (1997) la cuarta película de Michael Haneke aún en su etapa austriaca, comparte el mismo año de realización y estreno de la versión que hizo de la gran novela El Castillo de Kafka. Funny Games cuenta la historia de la familia Schober, de condición económica acomodada que viaja de la ciudad a su casa de campo en plan vacacional. Aparentemente todo marcha con normalidad hasta que los Schober son visitados por dos extraños hombres que trastocarán sus vidas de forma irreversible

Esta cinta en cuanto a lo formal se aparta de la propuesta aplicada por Haneke tanto en El Séptimo Continente (1989) como en 71 Fragmentos de una Cronología del Azar (1994) en lo que respecta principalmente a los cortes de edición y montaje, llámese duración de las secuencias y uso de fundidos en negro permanentes que logran crear un estado de arritmia a todo el conjunto, que no permite además dar respiro al espectador pues repentinamente se pasa de una situación a otra.

Funny1

En esto coincide más bien con la película intermedia entre estas dos me refiero a El Vídeo de Benny (Benny´s Video) (1992), en ambas hay un mayor desarrollo de las acciones entre secuencia y secuencia y el paso de una a otra está marcado simplemente por el cambio de escena. No obstante, en lo que no difieren todos los filmes mencionados es en esa mirada distanciada casi de entomólogo que Haneke aplica a todas sus obras, claro está que en algunas la intensidad es mayor pero no por ello en que ésta no es tan pronunciada la propuesta deja de ser inquietante.

Quizá Funny Games sea de los cinco filmes de la etapa austriaca (incluido El Castillo) la que tenga una vocación en apariencia – repito sólo en apariencia – menos preocupada por radiografiar los síntomas de la sociedad y por ende sin la intención de abordarlos de frente, como ya lo había hecho antes en sus tres primeros filmes de manera intensa y rigurosa. Por tanto ésta tiene un carácter más libre y sosegado que sus antecesores. Funny Games se decanta más bien por el género del thriller criminal, por ello es que se encuentra más constreñido a las situaciones que transcurren y evita en la medida de lo posible digresionar hacia algún hecho que desvíe la atención o que disminuya la tensión que en esos instantes se esté produciendo.

Funny2

Sin embargo, este es un thriller atípico tanto por el tono cuanto por el ritmo que se ejerce en el desenvolvimiento de la película, pese a que exteriormente recurre a algunos momentos vistos en filmes del género como son la construcción de ciertas escenas y giros propios del mismo; esto lo hace con la sola intención de hacer un planteamiento y sobre él aplicar las variaciones que se irán dando. En cuanto al tono empleado en la historia hay que anotar que no es grandilocuente a pesar de los actos de violencia que ocurren, ya que están mediados por la ironía y un humor perverso, y en cierta medida por la parodia, que se destila en algunas sus secuencias.

Respecto del ritmo, Haneke en algunos pasajes utiliza uno de características más jugadas a crear tensión, en otras palabras, se consigue un ritmo más fluido si se lo compara con el otro que es sobre todo pausado y en el que se echa mano a planos fijos de duración a veces prolongada, que permiten que el espectador observe los sucesos más detenidamente y pueda captar su magnitud y consecuencias. Especialmente este ritmo es el que hace que la cinta se desmarque de la mayoría de aquellas que intentan abordar el género. Por ello es que Funny Games y Escondido (Caché) son cintas que apelan al género pero que en su desenvolvimiento terminan empleando elementos que las hacen de suyo singulares.

Funny3

Hay una triada de elementos que sirven de base para Funny Games: la violencia, un elemento de dos caras que contiene a la perversidad * y a la perversión * y lo lúdico. Los tres forman un conjunto en el que todos se entremezclan. Haneke en una entrevista en la que se preguntaba sobre la violencia presente en sus películas, decía que para él era importante tenerla como parte de sus historias porque es indesligable de la condición humana pero en especial lo que busca con ella es mostrarla en sus distintas formas e intensidades. La violencia en esta película no es cruenta, no obstante, se percibe que está latente y que en cualquier instante puede estallar. Los actos violentos y cruentos ocurren en espacios en off, es decir, la cámara no los registra de manera directa salvo en dos ocasiones puntuales. Tampoco se presenta una violencia estilizada como la que se encuentra en las películas de Takeshi Kitano o Quentin Tarantino por citar dos casos de directores contemporáneos.

La perversidad y más precisamente  su protagonista el perverso es quien corrompe el estado de las cosas, el orden y las costumbres; además es aquel que hace daño intencionadamente y que se gratifica de placer en ello. Esto es precisamente lo que los dos personajes de nombres Paul y Peter hacen al apoderarse del control de la familia Schober. Ambos disfrutan con cada uno de los actos practicados sobre sus víctimas y no sienten ningún remordimiento ya que mientras más lo hacen se sienten más incentivados a seguir pero las acciones perversas de estos personajes están unidas a un humor cínico y malévolo. La película en sí tiene cuotas de cinismo por cómo están planteadas algunas de las cuestiones que en ella se revelan.

 Funny4

Por su parte, el elemento lúdico es de los tres el que rige por sobre los otros porque es el que articula cómo se van a desplegar tanto la violencia como la perversidad y perversión, siendo estas dos sin duda las fuentes de origen para que sea mediante el juego que se den todas las manifestaciones de violencia. Los juegos practicados tanto por Paul y Peter o Tom y Jerry (como también se hacen llamar, en franca alusión a los dibujos animados) tienen la doble cualidad de ser juegos infantiles a la vez que mortales. Los dos personajes se vuelven jueces al impartir su voluntad y el modo en que se va a jugar.

Funny5 

Se sabe que una condición inherente al hombre es la de siempre querer jugar, el hombre de una u  otra manera siempre está jugando y para ello inventa juegos, el historiador holandés Johan Huizinga en su libro Homo Ludens era uno de los principales teóricos sobre el juego que afirmaba dicha condición. En el caso del dúo en cuestión sus juegos son llevados al extremo e incrementados con los dos elementos ya mencionados. Sin embargo, el juego no es únicamente llevado a cabo por la dupla Peter/Paul sino que el propio Haneke también juega al hacer que Paul intervenga con una acción propia de un deus ex machina cuando resuelve cambiar el destino de una situación que afectaba de manera irremediable a su compañero Peter. Después de esa acción uno confirma que la película en sí es un juego incluso metacinematográfico. Esto se refuerza cuando Peter por lo menos en dos ocasiones mira a la cámara en actitud cómplice y le dice algo; y en el plano final sólo la mira y sonríe maliciosamente.

 Funny7

Si en el cuarto párrafo de este artículo decía que Funny Games en comparación con los filmes precedentes dirigidos por Haneke, tenía una vocación menos entregada a hacer una radiografía implacable de la sociedad contemporánea, no significa que el director alemán pierda la ocasión de poner el dedo sobre la llaga en algún aspecto de la misma. Por un lado, la manera en que una familia de clase acomodada ve tambalear su tranquilidad por dos agentes invasivos. Si bien el método utilizado por el director para graficar ese tambaleo es violento, funciona como metáfora del modo en que la sociedad burguesa se ve sacudida por la presencia de alguien distinto que le plantea cuestiones que la sacan de su “inamovible” y sosegada comodidad. Por otro, que ésta (la sociedad burguesa) no debe creer ingenuamente que los actos de violencia suceden únicamente en los sectores marginales (por ende lejos de ella) y que tales actos sólo pasan en la televisión sino que la violencia puede estar más cerca de lo que ésta cree y que llegar a ser su víctima.

Funny6 

He escrito en dos artículos anteriores sobre la importancia que tiene la televisión dentro del mundo filmográfico hanekequiano, en esta cinta más que objeto acompañante de los personajes o personaje en sí tiene una participación como contexto de la historia porque ésta pareciera por momentos ser un programa de televisión dentro de la película.

 

 

* Perversidad: 1. Calidad de perverso. 2. Suma maldad o corrupción de las costumbres
o de la calidad o estado debido. 3. Acción perversa.

* Perversión: 1. Acción y efecto de pervertir o pervertirse. 2. Cambio de bien en mal.
3. Estado de error o corrupción de las cosas. 4. Psicol. Desorden
psíquico caracterizado por el hecho de hallar placer en cosas que
, normalmente, ocasionan aversión.

 

Por César Guerra Linares

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores